Guillermo y Kate buscan padrinos anónimos a Jorge

Los duques de Cambridge siguen rompiendo con la tradición. Después de saber que el bautizo de su primer hijo, el próximo 23 de octubre, será un acto familiar e íntimo, ahora se filtra en la prensa inglesa que los padrinos del bebé no serán de sangre azul, sino amigos de la infancia de Guillermo y Kate.

El miércoles 23 de octubre tendrá lugar el bautizo, en la capilla real del Palacio de St. James, del primer hijo de los duques de Cambridge, y poco a poco la prensa inglesa empieza a publicar pequeños detalles.

Una de las grandes incógnitas es saber el nombre de los padrinos del bebé. Según 'Sunday Times', en esta ocasión, y rompiendo con la tradición, Guillermo y Kate han decidido que no sean de sangre azul ni pertenecientes a ninguna casa real, sino personas desconocidas del ámbito social pero de su total confianza, para que su primer hijo crezca en un ámbito de total normalidad.

Publicidad

Entre los posibles candidatos se encuentran dos amigos del príncipe Guillermo, Fergus Boyd, que convivió con la pareja durante sus años de estudios en St Andrews, y Hugh van Cutsem. Emilia d'Erlanger, vieja amiga de Kate Middleton, tiene toda las papeletas para ser la madrina de Jorge.

El príncipe Enrique y Pippa Middleton, hermanos de Guillermo y Kate, podrían sumarse también como padrinos de Jorge Alejandro Luis -así es su nombre completo-.

Lo más popular

La ceremonia bautismal de Jorge de Cambridge será un acontecimiento íntimo y muy familiar. El príncipe Guillermo, padre de la criatura, también fue bautizado en parecidas circunstancias, pues en su bautizo sólo se contó con la familia cercana, los padrinos y algunos amigos íntimos.

A poco más de una semana para el evento, se está barajando quién asistirá y quién no al bautizo. La lista de invitados, corta, debido a que será de un acto pequeño, ha dejado fuera del evento a la princesa Ana -que, además, estaría en un compromiso oficial en Canadá-.

Como vestido de cristianar, lucirá el que ya vistió la reina Victoria en 1841, aunque el faldón, muy deteriorado, fue sustituido por una réplica exacta en 1998. James, el segundo hijo de los condes de Wessex, fue el primero en lucir el nuevo faldón que llevará Jorge.