Guillermo y Enrique, acompañados por Kate Middleton, visitan el 'White Garden' en homenaje a su madre

​Los duques de Cambridge y el príncipe Enrique han visitado el jardín que se creó en honor a la princesa Diana, veinte años después de su muerte.

Lo más popular

Este jueves 31 de agosto se cumple el veinte aniversario del trágico fallecimiento de Diana de Gales, que sumió en el dolor al pueblo británico y a sus dos hijos, Guillermo y Enrique, que contaban con 15 y 12 años, respectivamente.

Tras anunciar que el día del aniversario de su muerte no acudirán a ningún homenaje ya que prefieren vivir ese día en la más estricta intimidad, este miércoles han querido visitar el jardín que se creó en honor a la princesa Diana, más conocido como el 'White Garden' o 'El jardín efímero', situado en el palacio de Kensington, lugar de residencia de Diana y el príncipe Carlos de Inglaterra durante su matrimonio.

Publicidad

Bajo la lluvia y con rostro serio, los príncipes se han acercado a las puertas de palacio que estaban llenas de flores, fotografías, cartas y velas en honor a su madre. Junto ellos ha estado Kate Middleton, que no ha querido faltar a esta visita cargada de emoción. Los tres han paseado por el bello jardín repleto de flores blancas, símbolo del espíritu de 'La princesa del pueblo'.

La instantánea de Guillermo y Enrique acercándose a ver las muestras de cariño del pueblo británico a su madre recuerdan a aquellas imágenes del funeral de Diana, donde los príncipes, que eran unos niños, vivían con dolor e incredulidad lo que estaba ocurriendo. En aquella ocasión, estuvieron acompañados por su padre, que hizo todo lo posible por protegerles de la vorágine mediática.

Lo más popular

Este jardín no es el único espacio londinense que rinde tributo a la figura de Diana de Gales. Hay tres más: el parque infantil Diana Memorial Playground, la Diana Memorial Fountain (Hyde Park) y el Diana Memorial Walk.

Además de esta visita, los príncipes también se han reunido con varios representantes de ONGs con las que colaboró su madre en su intensa labor humanitaria, como el hospital infantil de Great Ormond Street, el grupo cristiano contra la lepra 'Leprosy Mission' y la organización de apoyo a enfermos de 'VIH National AIDS Trust'.