El príncipe Enrique de Dinamarca sufre demencia

​​Así lo ha anunciado la Casa Real danesa en un comunicado de prensa.

Lo más popular

El estado de salud del marido de la reina Margarita de Dinamarca lleva preocupando a la Familia Real durante bastante tiempo. Hace unas semanas, el Príncipe tuvo que ser ingresado en el hospital de Copenhague por un fuerte dolor en la pierna derecha, de la que fue operado en julio por un problema vascular.

En aquel momento, y como ya tiene acostumbrado al pueblo danés, tuvo una salida de tono que no pasó desapercibida.
Dijo que no quería ser enterrado junto a su mujer en el Panteón Real de la catedral de Roskilde y es que su petición es muy clara

: "O me hacen Rey o que me entierren lejos de la Reina".

Publicidad

Sin embargo, este miércoles 6 de septiembre las noticias son más graves. El príncipe Enrique, de 83 años y jubilado desde el año pasado, padece demencia, tal y como han explicado en el comunicado de prensa que dice lo siguiente:

"Con gran pesar Su Majestad la Reina ha pedido al Lord Chambelain que anuncie:

Tras un largo seguimiento y, más recientemente, una serie de exámenes que se han realizado durante el verano,
un equipo de especialistas del Hospital del Reino ha concluido que Su Alteza el príncipe Henrik sufre de demencia.

Lo más popular

El diagnóstico implica una degeneración en la función cognitiva del Príncipe. La extensión de esta afectación cognitiva es, de acuerdo al hospital, mayor de lo que cabría esperar a una persona de su edad, y puede ir acompañada de cambios en su comportamiento, reacciones, juicio y emociones y afectar también a su interacción social.

Como consecuencia del diagnóstico, el Príncipe
reducirá sus actividades, y los patronatos y representaciones honoríficas serán consideradas
. Es deseo de la Reina y la Familia Real que el Príncipe tenga la tranquilidad que requiere esta situación".

El príncipe Enrique siempre ha dado mucho que hablar ya que
siempre ha manifestado su disgusto por no disfrutar del título de Majestad, títulos que le "igualarían" a su esposa

, la reina Margarita. El año pasado renunció al título de rey consorte por uno de rango menor ya que creía así estar "más en consonancia con su situación real tras su jubilación". De esta manera evitó tener que acompañar a su mujer a los actos oficiales, algo que le disgustaba cada vez más.