Kate Middleton se pasa al total black

Kate Middleton, un día después del bautizo de su primogénito, el príncipe Jorge de Cambridge, el pasado 23 de octubre, cambió su conjunto color crema y se enfundó en un espectacular vestido negro para acudir a una cena benéfica.

La duquesa de Cambridge vivió el pasado miércoles 23 de octubre uno de los día más emocionantes desde que diera a luz a su primer hijo el pasado 22 de julio. En la capilla real de St. James tuvo lugar, a primera hora de la tarde, el bautizo del príncipe Jorge de Cambridge. Sin embargo, Kate Middleton, tras el esperado y familiar evento, no ha descuidado sus quehaceres como miembro de la familia real británica.

Publicidad

La esposa del príncipe Guillermo tenía previsto acudir en Londres a una cena benéfica un día después del bautizo, y así hizo. Kate cambió su conjunto de falda y chaqueta en color crema que utilizó para la ceremonia bautismal, y se decantó esta vez por un escotado vestido negro de lo más elegante, con el que cautivó a todos. El modelo, con escote en V y de manga corta, pertenece a la colección otoño/invierno 2013 de la diseñadora británica Jenny Packham.

Lo más popular

Kate luce más guapa que nunca pocos meses después de convertirse en madre. En tiempo récord la joven se ha recuperado del embarazo y vuelve a marcar tendencia con su espectacular figura.

Como suele ser habitual en ella, Kate optó por llevar la melena suelta. En cuanto al maquillaje, se decantó por línea de ojos, colorete y leve carmín en los labios. La duquesa de Cambridge prescindió de joyas pero lució una pulsera de brillantes.

El pequeño de la familia real británica se quedó bajo los cuidados de su papá para que Kate pudiera cumplir con su agenda en solitario: acudir a una gala benéfica en favor de las personas con adicciones. La duquesa de Cambridge fue la invitada de honor de la solidaria velada en uno de los apartamentos del palacio Kensington, donde precisamente Kate, Guillermo y Jorge se han trasladado hace pocas semanas. Así que no tuvo muy lejos a su bebé.