Charlene Wittstock y Alberto de Mónaco, cinco años de ¿amor?

​La exnadadora y el Príncipe monegasco celebran hoy su quinto aniversario de boda rodeados de rumores.

Alberto de Mónaco y Charlene Wittstock se conocieron en las Olimpiadas de Sidney de 2006, pero no fue hasta 2009 cuando hicieron pública su relación. Su matrimonio ha estado marcado por la polémica; sin embargo, la pareja real ha tenido dos hijos y ahora parecen más felices y unidos que nunca.

Publicidad

1 Novia triste y a la fuga

Se supone que una novia está radiante de felicidad el día de su boda, o eso dicen. Sin embargo, Charlene se mostró triste, fría y distante durante la ceremonia que se celebró en la catedral de Mónaco.

La exnadadora parecía estar en un funeral en vez de en su propia boda. Sus lágrimas no parecían de felicidad sino de pena. Además, se fugó días antes del enlace aunque ella mismo confirmó que viajó hasta París para recoger unos zapatos para el gran día.

2 Contrato matrimonial

Mucho se habló sobre el rígido contrato matrimonial que tuvo que firmar Charlene antes de pasar por el altar con el Príncipe. Una de las cláusulas decía que la sudafricana tenía que darle un heredero para asegurar la continuidad de la dinastía. En otra, se comprometía a estar cinco años al lado de Alberto. Esos cinco años se han cumplido hoy, en su quinto aniversario de boda.

¿Qué pasará ahora? ¿Charlene pedirá el divorcio? ¿Continuarán juntos?

Publicidad

3 Vidas separadas

Durante estos cinco años de matrimonio, los rumores han corrido como la pólvora sobre la escasa relación entre ellos. Charlene parece que nunca ha encontrado su sitio en la corte monegasca. Sus repetidas ausencias en actos oficiales son prueba de ello.

Asimismo, su vida matrimonial no ha sido lo ideal que se suponía. En 2015, Charlene abandonó el Principado con sus dos hijos para instalarse en el sur de Francia. Incluso durante su luna de miel en Sudáfrica durmieron en diferentes hoteles, aunque el Príncipe comunicó que fue por seguridad.

4 Padres de mellizos

La llegada de sus mellizos, Jaime y Gabriela, fue el momento más especial y estable para la pareja. Los pequeños llegaron al mundo el 10 de diciembre de 2014 colmando del felicidad a sus padres, a la familia real y todo el pueblo de Mónaco.

Aunque esta felicidad se vio un poco empañada por el pasado de Alberto. El Príncipe tiene dos hijos extramatrimoniales: Jazmin Grace, que nació en 1992, y Alexandre Éric, que llegó al mundo en 2003. Sin embargo, Charlene ha dicho que no le importa el pasado de su marido.

Publicidad

5 El asombroso cambio de Charlene

Charlene ha cambiado mucho de aspecto desde que pisó por primera vez la corte monegasca. Su cambio de estilo y su paso por el quirófano no han resultado desapercibidos.

La exnadadora se sometió a una rinoplastia para perfilarse la nariz, se retocó la barbilla para suavizar sus facciones, se inyecta colágeno para tener unos labios más carnosos y aunque no se ha confirmado, también se sometió a un aumento de pecho.