Los momentos que han marcado el matrimonio de Haakon y Mette-Marit de Noruega

Los herederos a la corona noruega celebran este 25 de agosto su aniversario de boda. Se casaron en ​2001 en Oslo.

Rumores, críticas... Los príncipes Haakon y Mette-Marit de Noruega han tenido que sufrir para encontrarse en el lugar que estar ahora, siendo uno de los herederos más aclamados. Padres de dos hijos en común, se daban el "sí quiero" en la primera boda real del milenio. Repasamos los mejores y peores momentos desde que se casaron.

Publicidad

1 Una boda contra la sociedad noruega

El príncipe Haakon de Noruega se casó el 25 de agosto de 2001 con una joven Mette-Marit, que ya era madre de un hijo, y por eso el enlace no era muy bien visto por la mayor parte de la sociedad noruega. Sin embargo, el amor rompió barreras y ya antes del enlace, el heredero y su prometida se había ido a vivir juntos, con el pequeño Marius.

Esta fue la primera boda real de este milenio, por lo que fue seguida con atención en todas partes del mundo, además de por lo atípico de la novia, por entonces nada parecido a una princesa.

2 Accidente de tráfico hace un año

El aniversario del año pasado estuvo marcado por el accidente de tráfico que sufrió la princesa, ahora, con el paso de los años, querida y admirada por los noruegos.

El coche en el que viajaba Mette-Marit de copiloto fue golpeado por detrás. A pesar de que no hubo lesiones ni heridos y de que se trató de un incidente menor, lo cierto es que la esposa del heredero de Noruega decidió dejar de lado su agenda para asegurarse de que todo estaba bien. Fue una medida de precaución debido a que Mette-Marit ha tenido problemas en el cuello desde hace años por una desafortunada caída.

Publicidad

3 Su primer hijo en común

Los príncipes dieron un heredero a la corona dos años y medio después de darse el "sí quiero". La joven Ingrid Alexandra nació el 21 de enero de 2004 siendo la primera hija de Haakon y el segundo retoño para ella.

4 El nacimiento de su segundo hijo

El matrimonio aumentó la familia con la llegada al mundo de Sverre Magnus el 3 de diciembre de 2005, casi dos años después que su hermana mayor, heredera al trono tras su padre.

Publicidad

5 Multiplicaron la familia

Junto a Marius Borg Høiby, primogénito de la princesa, han formado familia numerosa. ¡Y tanto! Los herederos y sus hijos, grandes amantes de los animales, se hicieron con una manada de cachorritos...

6 La confirmación de Marius

Marius es uno más de la familia, en todos los sentidos, y aunque no se encuentra en la línea de sucesión al trono al ser solamente hijo de Mette-Marit, es el hermano mayor de Ingird y Sverre, por lo que todos juntos acudieron a su confirmación.

Fue un día muy especial para la corona, como lo será en el futuro la Primera Comunión o Confirmación de los pequeños de la familia.

Publicidad

7 Ahora... una princesa muy querida

Han pasado los años, más de un década, y los noruegos no han podido cambiar más de opinión respecto a Mette-Marit, considerada en la actualidad una de las princesas más queridas, quizá por lo poco de princesa que tenía cuando 'se colaba' en la monarquía europea.

Vestida con el traje tradicional, como su marido y sus hijos, ha celebrado con emoción el Día de Noruega cada año, ganándose a la sociedad.

8 Rumores de separación

Hubo un tiempo en el que podrían no estar atravesando su mejor momento y ya en las redes sociales se apuntaba a una separación basándose en que la mujer del príncipe Haakon había quedado fuera de los actos oficiales de la familia real. Sin embargo, la casa real anunciaba que Mette-Marit estaría de baja debido a una enfermedad, una hernia discal por la que tuvo que ser intervenida. Mette-Marit no volvía a aparecer en acto público alguno, avivando los rumores de separación.

Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Durante el postoperatorio de la hernia discal, que es largo y pesado, Haakon se convirtió en su mejor enfermero.

Publicidad

9 Críticas por la educación de sus hijos

El nuevo colegio de los hijos de los príncipes, 'The Oslo International School', se trata de una institución privada de élite que está en Bekkestua, una pedanía en las afueras de Oslo, al suroeste de la ciudad. ¿Cuál fue el programa? Que este prestigioso colegio muy pocos padres se lo pueden permitir.

La decisión no fue muy bien recibida por los noruegos. Más de un tercio de los encuestados opinó que esta decisión es un duro golpe bajo al prestigio y tradición de la escuela pública del país.

10 Supera su miedo a volar

De todos era conocido que Mette-Marit tenía un miedo a volar en avión. En varias ocasiones tuvo que hacer sus viajes en barco, tren o coche porque el miedo se convertía en pánico, cosa que parecía un impedimento para su vida como princesa.

Actualmente lo ha superado y todo ello gracias a la meditación. Así lo aseguraba ella misma en una entrevista: "Yo ya no tengo miedo a volar y si usted tiene miedo lo que debe hacer es meditar. No es una tontería de una sola vez. La meditación me ha ayudado mucho y ahora ya no tengo miedo a volar. Y he tenido mucho, pero mucho miedo".