Meghan Markle y el príncipe Harry, primer acto oficial del año

La pareja da la bienvenida al nuevo año con su segundo acto oficial, donde lo más llamativo ha vuelto a ser el estilismo escogido por la actriz para la ocasión.

Meghan Markle y el príncipe Harry, primer acto oficial del año

Publicidad

Primer acto oficial del año

Después de pasar las primeras navidades juntos, en Sandringham, la casa de campo de la Familia Real británica, y dar la bienvenida al nuevo año en Niza con un romántico viaje de pareja, Meghan Markle y el príncipe Harry han retomado su agenda acudiendo al primer acto oficial del 2018.

Publicidad

Segundo acto como pareja

Ya es el segundo acto oficial al que acude la pareja desde que se conociera su próximo y esperado enlace en unos meses. Juntos han viajado hasta Brixton para conocer la radio Reprezent FM y su labor solidaria. 

Publicidad

Muy cariñosos

La pareja sintió un tremendo cariño por parte de todos los que acudieron a ver al futuro matrimonio. Meghan se mostró sorprendida por el cálido recibimiento y fue muy agradecida con la gente. 

Pero el cariño no era sólo por parte de los presentes, la pareja no se escondió y disfrutaron de la visita sin soltarse de la mano.

Publicidad

Ella, tan elegante como siempre

Pero lo más comentado, una vez más, es el estilismo de la futura duquesa de Sussex. Y es que ya hace competencia a su cuñada, Kate Middleton. Siempre radiante y con un estilo sofisticado y chic. Esta vez escogió un abrigo gris piedra, combinado con un pañuelo del mismo tono. Y nada de faldas ni vestidos, Meghan optó por un pantalón de sastre negro y unos salones a juego.