Esther Arroyo: "El accidente nos ha fortalecido. Ahora vivimos una luna de miel"

La actriz y nueva concursante de 'Tu casa me suena' cuenta cómo ha superado su accidente y cómo éste ha reforzado su vida familiar y sentimental a Rosa Villacastín.

Esther Arroyo sí puede decir que después de la tempestad viene la calma. Una frase que define su situación después de haber vivido la peor de las pesadillas: un accidente de tráfico que le costó la vida a un amigo y a ella le causó heridas graves en una pierna que ha salvado de milagro, gracias a las expertas manos del doctor Ballester. Recuerdos que desgrana sin rencor pese a los siete años de litigio que mantuvo con la compañía de seguros y con la Justicia, que se eternizó a la hora de emitir una sentencia que le hubiera permitido acceder a la invalidez permanente antes de arruinarse. De todo ello charlamos en el Hotel NH Madrid Nacional, ubicado en el Paseo del Prado.

Publicidad

"Toda la familia ha remado en la misma dirección en estos duros años"

Felicidades, Esther, por este momento dulce que está viviendo.
Ya me tocaba, Rosa, porque mi vida está marcada por ciclos de siete años, de ahí que éste haya sido muy positivo para nosotros porque hemos empezado a montar un pequeño negocio familiar en Fuengirola, donde nos fuimos a vivir porque la vida allí es más económica. Toda la familia ha remado en la misma dirección en estos duros años.


¿Su eslogan de vida podría ser: ni pena ni miedo?
He tenido la suerte de tener una madre que me ha enseñado a no tener miedo y a saber superarlo. Nunca pensé que pasaría el calvario judicial que he pasado porque ha habido momentos que me he sentido tratada por la justicia como una delincuente.


¿En qué sentido?
Para mí, como para otra mucha gente, no es normal ir a juicios, tener que hablar con abogados... Por eso, cuando te metes en un asunto como el mío, te das cuenta de lo desasistidos que estamos en un momento en el que yo tenía todas mis fuerzas puestas en salvar mi pierna, que no me la cortaran, en llorar la muerte de mi amigo, e intentar que mi marido se recuperara de las heridas del accidente.

"No era normal lo que me ocurría y busqué la ayuda de un especialista"

Siete años esperando una sentencia es mucho tiempo...
La Justicia funciona así, siete años sin saber cómo va a ser tu vida en el futuro son muchos años. Yo creo que lo que buscan es que tires la toalla, nosotros no lo hicimos porque nos parecía injusto y porque era una de las razones para seguir adelante. Al final, cuando me dieron la resolución sentí alivio pese a que ya estábamos arruinados.


Al contrario que la Justicia, los médicos le han salvado su pierna.
Si no hubiera sido porque el doctor Ballester peleó por mí no sé cómo estaría. Tampoco me puedo olvidar de la labor de mi familia, de lo mucho que han sufrido y me han animado.


Me impresionó cuando dijo: "Se me han secado los ojos de tanto llorar".
Lloré mucho de dolor físico, pero no me di cuenta de lo mal que estaba hasta que fui consciente de que no podía llorar la muerte de mi amigo Ulises y eso me llevó a pensar que algo iba mal, por más que yo estuviera inmersa en mi recuperación, casi en una burbuja. No era normal lo que me ocurría y decidí buscar la ayuda de un especialista.


¿Lo superó?
Con terapia Gestalt, que es toda una filosofía de vida, muy interesante porque es una manera de concebir las relaciones del ser humano con el mundo. También me ayudó una psicóloga, María José Segovia, porque no olvides que era tal el gasto que nos ocasionó este accidente que tuvimos que vender la casa donde vivíamos en Algeciras, ya que tantos años sin trabajar no hay quien lo aguante.

Publicidad

"A veces los dramas tienen su punto de humor"

¿A qué no estaba dispuesta a renunciar pese a la ruina económica?
A la educación de mis hijos. A mí me pilló con el mayor estudiando en Londres y con mi hija en un colegio bilingüe. A eso no podía renunciar porque el mayor saca unas notas buenísimas y para la niña hubiera sido malo sacarla de su colegio. Una buena educación es la mejor herencia que podemos dejarles aunque había días que no teníamos ni para comprar pan.


¿No tuvo dudas de si esa era la mejor decisión?
No, porque yo no tengo apego a las cosas materiales. Lo que nos rompió la vida fue no saber qué cantidad nos iba a pagar el seguro, cuánto me quedaría de invalidez. Eso es lo frustrante e injusto.


¿Cuándo siente que su vida empieza a cambiar?
Cuando termina el juicio porque eso me permitió saber con qué herramientas contaba para seguir adelante.


¿Quién consolaba a quién, su marido a usted o usted a su marido?
El tenía 7 fracturas y muchos dolores. A veces los dramas tienen su parte de humor porque verme a mí en una cama de hospital que instalaron en mi casa y a él en silla de ruedas era de película de Almodóvar. Nos consolábamos los dos.


"Soy fuerte porque mi madre me parió así"

¿Sabe que hay parejas que no pueden aguantar tanta presión?
Cuando yo le pregunté a la psicóloga cómo estaba, me contestó: peor de lo que te crees y mejor de lo que te corresponde.


¿Físicamente se encuentra ya bien?
Después de que se acabaran las operaciones tuve que quitarme la medicación porque para poder aguantar los dolores me dieron opiáceos, hasta que un día decidí que me los tenían que quitar porque quería ser dueña de mis actos.


¿En quién se apoyaba para seguir?
No lo sé, soy fuerte porque mi madre me parió así. Yo perdí a una amiga que decidió irse por voluntad propia y lo entendí porque es difícil estar en el filo del abismo, lo que ocurre es que cuando tienes hijos como es mi caso, mi prioridad son ellos.


¿Conformista?
No, qué va, lo que no impide que en este tiempo haya tenido momentos de locura. Yo me he ido a la playa porque quería meterme en el agua y nadar hasta desaparecer. No lo hice porque tengo una cabeza muy bien amueblada.

Publicidad

"Me gusta disfrutar, también en el trabajo"

Está llena de proyectos.
Así es la vida. En 'Amigas y conocidas', que presenta Inés Ballester, donde colaboro, me siento súper bien porque me han recibido con los brazos abiertos. A mí me gusta disfrutar, también en el trabajo.


¿Ser guapa le ha dado dolores de cabeza?
No me gustan las rivalidades. Pero que te faciliten las cosas es de agradecer. Me ocurre igual con 'Tu cara me suena', uno de los programas más bonitos de televisión y que veía desde la cama con nostalgia, pensando que nunca me llamarían y me han llamado. Es un sueño.


¿Mujer de suerte?
La tengo pese a lo que me ha pasado. Hace años me preguntaron si era feliz y yo dije que sí, que muy feliz. Ahora bien, es difícil medir el grado de felicidad porque no es lineal, pero si creo que hay gente con más capacidad para serlo que otras.


Cuando comenta estas cosas con su marido, ¿lo hacen con rencor?
No, yo lo veo como si estuviera viendo una película porque por suerte tengo muy mala memoria, o una memoria selectiva, que me impide mirar para atrás con odio.

"He tenido que superar muchos obstáculos en estos siete años"

¿Cómo acabó en el concurso de Miss España?
Fue muy divertido porque yo estaba en Londres, quería ser caracterizadora pero no tenía dinero para pagar el curso y trabajé poniendo copas para poder matricularme. Mi amigo Pedro me apuntó al concurso de Miss Cádiz y de ahí al concurso de Miss España: pura casualidad.


¿Qué proyectos de los que soñó le gustaría hacer realidad?
No pensaba en lo que me gustaría hacer sino en lo que tenía que hacer, porque he tenido que superar muchos obstáculos en estos siete años.


¿Cómo ha recuperado el tiempo que no ha dedicado a sus hijos?
Cada uno ha vivido como le ha tocado vivir. El mayor, de una forma muy consciente porque es un chico muy serio, más adulto de lo que le corresponde por edad, y la pequeña, peor porque todo esto le ha marcado el carácter.


¿En qué sentido?
Ha sufrido todos los cambios. La venta de la casa, cuando yo tenía dolores horribles y estaba tan mal que prefería que no me viera así, pero como los niños no son tontos ese ambiente lo respiraba. Es muy mimosa y ahora intento hablar mucho con ella porque no quiero que crezca con miedo.

Publicidad

"Mi marido ha aguantado carros y carretas"

¿Lo ha conseguido?
Sí, les he pedido perdón por todo lo que han sufrido, el de la culpabilidad es un sentimiento que no puedes evitar, por eso les he pedido perdón, para que no les quede resquicio de duda de lo mucho que les quiero.

Y con Antonio, su marido, ¿cómo es la relación?
Mi marido ha aguantado carros y carretas, algo que yo no hubiera podido soportar en caso contrario. Él ha sufrido menos dolores físicos que yo pero verme sufrir ha sido duro y eso nos ha unido más. Te diría que estamos pasando una luna de miel.

Porque el amor no era flor de un día.
Están muy bien los inicios, la pasión, pero hay algo que sólo adquieres cuando llevas años. Nosotros estamos muy compenetrados, somos muy afines y disfrutamos de las mismas cosas. Yo no me lo paso con nadie mejor que con mi marido.

Viven en Fuengirola.
Sí, porque cuando vendimos la casa nos fuimos a Marbella pero todo era muy caro, así que buscamos un piso y un colegio más económico y nos fuimos a Fuengirola.

¿Quién es ella?

Nació En Cádiz el 9 de marzo de 1968.

Inicios En 1990 ganó el concurso de Miss España, dedicándose desde entonces a la televisión, donde ha presentado programas como 'Homo Zapping', y colaborado en 'Sabor a ti'.

SERIES Y PELÍCULAS Su debut como actriz fue en la serie "Más que amigos". Luego vinieron "Periodistas", "Los Serrano" y "La familia Mata". En cine ha colaborado en la película de Pablo Carbonell "Atún y chocolate", y "Los increíbles". Actualmente colabora en "Amigas y conocidas", en TVE, y estará en la próxima edición de "Tu cara me suena", de Antena 3

Familia Con Francisco Mayor tuvo a su primer hijo. Se ha casado en dos ocasiones. La primera con José Faria, Míster Venezuela. La segunda, con Antonio Navajas, su actual pareja, con el que tiene una hija.

El 10 de octubre de 2008, sufrió un accidente de coche en Cádiz. Viajaba con Ana Torroja y su marido, Rafael Luque, otros dos amigos, Miguel Ángel Horga y Ulises de Assas Rodríguez, que falleció. Esther sufrió rotura de tibia y peroné, que ha desembocado en una invalidez permanente.

Publicidad

Mi foto favorita

"Esta foto dice mucho de mi recuperación porque he estado muy encerrada. Es la vuelta a la calle, con mi gente, con mis amigos: José Correa, Francis, y "la Cani", que es un peluquero divino.