Antonia San Juan: “Macarena Gómez era mi debilidad”

La actriz vuelve a subirse a los escenarios con sus monólogos tras abandonar el personaje de Estela Reynolds en “La que se avecina” y antes de estrenar la nueva sitcom “Gym Tony”.

Lo más popular

Antonia San Juan se ha escapado unos días de la grabación de la nueva serie “Gym Tony” de Mediaset para ofrecer en la sala Barts de Barcelona “Lo mejor de Antonia San Juan”, un repaso de los mejores monólogos de sus 20 años de carrera.

La “chica Almodóvar” promete diversión asegurada en las tres únicas funciones que se celebran del 27 al 29 de junio. Dicho espectáculo está producido por el actor Luis Miguel Seguí, su pareja sentimental, con quien contrajo matrimonio en 2009 y con quien trabaja codo a codo en su empresa “Trece producciones”. Seguí también fue su compañero en “La que se avecina”, donde interpreta a Leo.

Publicidad

Con este espectáculo, la actriz vuelve a subirse a los escenarios después de triunfar con el personaje de Estela Reynolds durante tres temporadas en “La que se avecina” y justo antes de la emisión de la nueva sitcom en clave de comedia que protagonizará junto a Ivan Massagué y Usun Yoon, ambientada en un alocado gimnasio.

Muy querida por el público gay y también conocida por el mítico personaje transexual, Agrado en “Todo sobre mi madre”, San Juan representa la obra en Barcelona coincidiendo con el Día Internacional del Orgullo Gay, que se celebra el 28 de junio.

Lo más popular

Además, la actriz sigue compaginando su faceta interpretativa con la de directora. Después de “Tú eliges” (2009) y “Del lado del verano” (2011), actualmente ha finalizado el guión de dos películas y se encuentra preparando el que será su tercer largometraje.
 
¿En qué consisten tus monólogos?
En primer lugar hay que alejarse de la idea que se tienen de los monólogos que hago en  televisión. Lo que se ve en la tele es blanco y en primera persona, éstos son monólogos teatrales donde se hace un trabajo actoral y hay ideología y pensamiento que tiene que ver con lo que leo y observo. Se habla de todo, del machismo, de la mujer, de la soledad, del amor, del egocentrismo, del cáncer, de la muerte… Hay momentos muy soeces, otros de reflexión y otros dolorosos. Es un paseo por la psicología de trece mujeres diferentes.

¿Te sientes liberada en el teatro?
En la televisión no puedes decir lo que quieres. Obviamente, hay una fuerte censura. Hay cosas que no se pueden decir y avisan al presentador a través del pinganillo para que te corte si sacas un tema del que no se puede hablar. Hay una censura mucho más fuerte que en la época de Franco. Antes la gente era consciente de que había censura y ahora está todo disfrazado. En el teatro nadie te va a decir nada.

¿Es cierto que podrías sustituir a Natalia Millán en “Hable con ellas”?
Lo leí ayer en el twitter pero es falso. No voy a presentar ni presentaría ningún programa de televisión. Ése en concreto no lo he visto nunca, pero ni ése ni otro. No me veo en ese formato. Tampoco preguntaría nada a nadie, aunque me lo mandaran, que le pudiese hacer daño. Soy una persona muy educada y no molesto a nadie por lo que tampoco me gusta que me molesten a mí. Procuro ser buena gente.

En estos momentos te encuentras grabando la serie “Gym Tony”, ¿qué nos puedes decir de tu personaje?
No puedo adelantar mucho, es una señora que trabaja en el gimnasio donde transcurre la trama. Es una serie coral. Si hubiera un protagonista sería Tony, interpretado por Iván Massagué. Todavía no sabemos si se emitirá en Telecinco o en Cuatro.

¿Qué tal con los nuevos compañeros?
Muy bien. Soy muy fácil para trabajar, no he tenido nunca ningún conflicto. Siempre voy a mi trabajo con el texto aprendido y obedezco al director. A parte, debo reconocer que hay muy buen feeling pero en el supuesto de que no lo hubiera, no pasaría nada. Soy muy profesional. Uno va a trabajar, no a hacer amigos ni a formar familia. Con humildad se llega a todas partes.

¿Echas de menos a Estela?
No, estoy muy contenta con el lugar que me dio. Fueron tres temporadas muy intensas, pero ya no me apetecía hacer siempre lo mismo, me cansé de él y preferí abandonar la serie antes de que el público se cansara de Estela. De todas maneras, sé que la gente viene al teatro a ver a Estela y eso siempre es de agradecer. Estela me ha abierto al gran público. La gente cree que salí de la tele. Pero no quiero convertirme en una funcionaria y hacer algo solo porque me da dinero. Mi vida es el teatro, me compré mi casa y la productora gracias a él. La serie fue el gran empujón.

¿Y a los compañeros?
Sí, claro. Con todos ellos siempre tuve una relación estupenda. Todavía tengo contacto con algunos de ellos, con la que más con Macarena Gómez, ella era mi debilidad. La adoro.

¿Cómo va tu faceta de directora?
Muy bien. Tengo dos películas terminadas y a finales de año comenzaré a dirigir el tercer largo.

¿Es fácil trabajar con tu pareja?
Mucho, lo llevamos estupendamente.