Raquel Sánchez Silva: "No hay términos negativos que yo asocie con la maternidad"

La presentadora ha estrenado la nueva temporada de 'Likes' en el FestVal de Vitoria. Después de pasar su primer verano como madre vuelve al trabajo llena de energía y de ilusión.​ Aunque no descarta viajar de nuevo cuando sus mellizos, Bruno y Mateo, sean más mayores.

Lo más popular

Raquel Sánchez Silva ha presentado la nueva temporada de 'Likes', el programa que conduce en #0, en el FestVal de Vitoria. Está muy ilusionada con todas las novedades del espacio y se siente "una privilegiada". A pesar de haber dejado aparcado su lado aventurero por su maternidad, está segura de que en un futuro volverá a viajar haciendo televisión.

¿Llegas a esta segunda temporada con las pilas cargadas para afrontar de nuevo este 'Likes' diario y encima con el plató itinerante, viajando como os habéis propuesto?Yo creo que todos llegamos con las pilas súper cargadas. Para mí ha sido un parón hasta demasiado largo. Yo antes había tenido parones profesionales porque trabajaba de otra manera: de repente estaba muy concentrada con 'Supervivientes' o lo que fuera y luego paraba, y a ese vacío te vas acostumbrando sin saber si vas a trabajar o no. Y ahora todo es muy diferente. El diario es muy exigente, pero cuando para es una sensación rara, y tener dos meses de vacaciones a mí me ha parecido muchísimo.

Publicidad

¡No nos digas que se te caía la casa encima!No, no se me caía la casa encima porque he disfrutado muchísimo de estas vacaciones, pero te diría que me sobraba energía. Las dos últimas semanas me tenía que ir a jugar al tenis, a correr, a nadar porque estaba ya demasiado descansada.

¿Y eso con dos hijos pequeños en casa que te chupan la energía? Sí. Además, yo nunca tengo tanto tiempo para estar con ellos y los he disfrutado mucho, pero aun así me sobraba energía.

Lo más popular

¿Y de dónde la sacas? No sé.

Será que los niños te han salido tranquilos.No, no creo. Pero sí me apetecía volver al trabajo. Y eso que he estado empezando a plantear la nueva novela, con la que voy bastante perdida. He avanzado bastante, pero no he conseguido llegar a un final que me convenza. Y me apetecía mucho la tele. Preferiría tener una semana de descanso en Semana Santa y menos en verano, porque se me ha hecho larga.

¿Por qué recomendarías al público hacer el salto de cadena y ver 'Likes'?Hablando de saltos, al programa le quedan muchos. Lo bueno de hacer un programa completamente nuevo es que puedes hacerlo todo, no estás dentro del corsé de un formato que previamente estaba diseñado por otro y al que tienes que ser fiel, y que a veces tienes unos observadores que encima te obligan a ser fiel. No es el caso, puedes hacer todo. Ahora, como puedes hacer todo, te equivocas el triple. Y nosotros somos muy conscientes de que arrancamos un 'Likes' demasiado estridente e histérico, y tuvimos que reconducirlo y todavía lo estamos transformando. Yo no sé si dentro de tres meses vamos a tener el 'Likes' perfecto, pero la búsqueda es bonita. Ahora estamos todavía creciendo, encontrando el ritmo, el tiempo. Y eso me gusta, porque el día que aciertas es estupendo y el día que te equivocas, aprendes. A mí me gustaría que ésta fuera la etapa de la consolidación de 'Likes', es lo que todos deseamos.

Pero tú estás cómoda y feliz en el formato.¡Yo estoy encantada! Estoy feliz porque estoy rodeada de gente súper lista, súper rápida y divertida, y vienen invitados que son un privilegio. Actores, inventores, científicos… y esa oportunidad de hablar cincuenta minutos con esa persona es brutal. A mí me hace especial ilusión que por ejemplo Diego Gutiérrez, un científico que vino, el día que estaba en plató estaba como un pulpo en un garaje y decía: "Pero, ¿de verdad queréis hablar conmigo? ¿Estáis seguros?", y fue uno de los programas más vistos. Eso cuando pasa da una gran satisfacción. Dicho esto, el programa no es ni mejor ni peor, es otra cosa pero estoy muy feliz.

Publicidad

¿Te consideras una mujer afortunada de poder haber hecho proyectos tan diferentes? Siempre lo he dicho, tengo mucha suerte y soy una privilegiada, porque en la tele lo he hecho prácticamente todo sin perder ni buena relación ni buenos deseos. Todo lo que he hecho me gusta, me siento súper orgullosa de lo que he hecho, y agradecida de haberlo podido hacer, porque han sido formatos tan generosos que tú te beneficias de lo brillantes que son los formatazos. Como 'Supervivientes', 'Pekín Express' o 'Likes'.

Pero ahora tu parte más aventurera está muy escondida.Echo de menos viajar, sí. Y vamos a viajar con 'Likes' aunque sean viajes cortos o localizaciones cercanas, ¡y a mí, que me dé el aire en el cara, lo voy a agradecer! Me va a venir muy bien, y hacer la maleta también. Pero vaya, personalmente tampoco puedo embarcarme en cosas muy largas, pero voy a empezar ya. En cuanto los niños sean más grandes, volveré a viajar.

Lo más popular

Ya lo estás calibrando.Yo es que estoy segura de que voy a volver a viajar en la tele porque si no me lo ofrecen, lo ofreceré yo. Ahora es complicado porque hago un diario, y me arrepiento porque no he estado viajando y grabando estas vacaciones, al menos un mes. En mi cabeza está volver a viajar, me lo pide el cuerpo. Y otra cosa que me está pidiendo el cuerpo cada día más es que hacer radio. Tengo muchas ganas. Pero porque esto es una carrera de fondo, y cuando pienso en mi futuro veo libros y veo radio. Yo hasta ahora nunca me he sentido cualificada para hacerlo, pero el formato de 'Likes' me recuerda mucho a lo que se puede hacer en una mesa de radio, como la entrevista. Yo nunca había trabajado el género en tanta profundidad. Hacer cosas nuevas me estimula, y 'Likes' tiene eso. Además, la gente que hay me motiva, estimula y me pone en este tiempo. Mientras el cuerpo aguante, quiero ese ritmo.

Pero tú llegas luego a casa y tienes a tus hijos.Sí, pero yo soy muy afortunada porque tengo ayuda.

¿Cómo resumirías este año de tanto cambio, de ser madre, de este nuevo proyecto en nueva cadena?Es que no lo veo con perspectiva. Estoy siempre tan metida a fondo en lo que hago, para bien y para mal, que nunca tengo la sensación de tener tiempo ni distancia para ver las cosas con perspectiva. Con avanzar y ser feliz mientras avanzo me doy por satisfecha.

¿Un deseo para esta temporada?La audiencia es difícil, tenemos que pelear en nuestra placita, pero lo importante es que los que nos vean, repitan. Mi objetivo es fidelizar y enamorar. Quien ve #0 no es por costumbre, es porque le gusta.

Antes decías que te gusta viajar, pero en España tenemos poca costumbre de viajar con niños.¿Crees eso? No lo comparto, como eso que dicen de que la gente joven no tiene interés por nada. Eso no lo creo, ¡o yo he estado en sitios donde están todos los padres del mundo! Qué va, ya todo el mundo viaja mucho con niños y los miedos cada vez son menos, aunque evidentemente tienes que tener cierta prudencia. Al revés, la gente cada vez se anima más y es más consciente de que viajar con niños es darle al niño una oportunidad de ser otra persona. La persona que viaja es distinta a la persona que no viaja.

¿Ser madre te ha cambiado mucho la vida, te ha implicado muchas renuncias?Sabéis que yo no hago apología de la maternidad y que escribí un libro que habla de mujeres que tienen problemas, como fue mi caso, para ser madre, y sé lo que duele esa explotación de la maternidad. Pero la combinación que nunca me gustaría hacer es la de esos dos términos, maternidad y renuncia. A mí no me casan. No hay términos negativos que yo asocie con la maternidad.

¿Qué importancia tienen las redes sociales? Sabemos que son mucho, pero no lo son todos. Es una parte, una ventana, pero no es el "big picture". Nosotros nos nutrimos de las redes, pero tener seguidores no significa que todos te quieran, que hablen de ti en la red no significa que seas maravilloso ni al revés. Las redes tienen carácter por sí misma. Las redes hay que mirarlas con distancia y perspectiva. Ahora hay un clamor de decir: "¡Qué mala es la gente en twitter!", y yo digo: "¿Y ahora os enteráis?". Son plataformas en las que existe el anonimato. Las redes sociales no son la vida.