Marta Sánchez: "Cada día me acuerdo de mi hermana"

La cantante, muy sensibilizada con el cáncer, presta su apoyo siempre a la campaña frente al cáncer de mama.

Lo más popular

Marta Sánchez lleva nueve años prestando su apoyo a la campaña de Ausonia frente al cáncer que esta vez cuenta con el hashtag #TuApoyoCuenta. La cantante está muy sensibilizada ya que ha vivido de cerca la enfermedad y ha perdido a su hermana melliza.

¿Llegaste a vivir con miedo a pesar de que lo que te detectaron era benigno al final?

Pasé terror. Éramos mellizas aunque estábamos en distintas bolsas, pero a mí eso nadie me lo explicó en el momento del "schock". Mi hermana y yo teníamos el mismo ADN y ya está... De todas formas yo lo pasé especialmente mal porque me tocó una pareja de médicos, horrible, que me pusieron el panorama fatal, no sé si les apetecía dramatizar conmigo... que empezaron a decir que me iba a quedar en silla de ruedas, que me iban a tener que extraer el coxis, que no iba a poder ni sentarme.. un horror.

Publicidad

¿Y seguiste con ellos?

No, no, Paz Vega me consiguió una consulta, porque me vio fatal, con un médico buenísimo. Me pidió todas las pruebas y me mandó al médico que ahora me trata, que es buenísimo, y me contó lo que había exactamente.

¿Denunciaste a los médicos esos que te asustaron de esa manera?

No, no me quería meter en una polémica.

A medida que uno cumple años, ¿se hace más valiente o tiene más miedo?

Mucho más temeroso, los años no es que den precisamente fortaleza. No es lo mismo enfrentar un tumor a los 38 que a los 55.

En esos momentos de terror, ¿quién fue tu mejor apoyo?

Fue una sorpresa para mí el apoyo de todo el mundo. A mi madre le intenté evitar todo lo que pude, porque acaba de perder a una hija por esta enfermedad. Pero mi secretaría, Ana, fue un pilar increíble, porque fue la que se comió todo el marrón del día a día. Y todas mis amigas, que se dedicaban a quitarle hierro al asunto, porque creo que dramatizar es lo peor.

Lo más popular

¿Con tu hija lo has hablado con naturalidad?

Es que con mi hija cometí un error fatal que fue llevarla conmigo a la consulta de estos dos médicos. No sabía que me iban a decir esta serie de burradas y la pobre llegó a casa hecha un flan. Fue un error mío.

¿Ese es el momento que más miedo has pasado en tu vida?

Ese momento fue terrorífico, porque me creí lo que me decían. Bueno, he tenido dos momentos de mucho miedo, pero es un pánico distinto, uno fue el terremoto de Los Ángeles y una vez que me persiguió un toro montando a caballo. Son miedos diferentes.

¿Ese miedo te hizo cambiar el chip en tu vida?

Tengo la suerte de que se me olvidan las cosas malas bastante pronto. Cuando he sufrido... bueno, menos la pérdida de mi hermana, que cada día me acuerdo de ella. Soy muy positiva.

Estas viviendo en Miami, ¿te planteas volver?

Sí. Todavía no sé cuando. Depende de mi hija y mi trabajo. De eso depende continuar allí o no.

Tu hija está allí contigo, ¿está bien adaptada?

Sí, estamos muy asentadas las dos. Yo allí hago vida de madre. Me levanto a las seis de la mañana para llevar a la niña al colegio. La voy a recoger a las tres de la tarde. Estoy todo el día con ella.

Está contenta, entonces.

Está súper contenta. Es una niña que se hace querer mucho en cualquier grupo. Es muy sociable.

Apunta maneras en la música.

Le encanta, está todo el día con mi música. Haciendo vídeos, bailando...

¿La animas?

Ella hará lo que quiera. Yo solo le digo que lo que haga es que lo haga bien, que no sea mediocre.

¿Y en el amor, cómo estás?

Nunca me retiro del amor.

¿Echas en falta una pareja?

Ahora mismo no. No tengo pero estoy bien sola. Ahora le he cogido el gusto a estar sola. Soy animal de pareja, pero en este momento, que ya llevo dos años sola, me he dado cuenta que se está bien, para hacer tu vida, para vivir como quieres...

Osea que el que venga ahora se lo va a tener que currar mucho más...

El que venga ahora se va a encontrar una Marta distinta, más dura. Pero también se va a llevar una buena Marta, porque creo que en ese sentido he madurado bastante.

¿A qué te refieres?

No cometería uno de mis mayores errores cuando tengo pareja, darme demasiado. A no entregarme tanto, ser más calmada en el tema del amor.

¿Qué tal con tu exmarido?

Bien. Hace ya muchos años que estamos separados. Nos tratamos lo justo, porque tenemos una hija en común, pero nada más.