Martina Klein: ''Álex no sabe hacer niños''

​La modelo y actriz se siente muy dichosa de esperar una niña y asume que a su pareja le hubiera hecho ilusión un niño puesto que tiene dos niñas de su anterior relación.

Lo más popular

Feliz, luciendo tripita de siete meses, Martina Klein ejerció de embajadora e inauguró en Valkiria Hub Space, en Barcelona, el primer encuentro independiente de la moda que lleva por nombre Nomad Fashion Show y está organizado por The Style Outlets.

En la presentación, se encontraba además su íntima amiga Veronica Blume y la actriz Norma Ruiz que participaran activamente en las jornadas gratuitas sobre estilo y tendencias a través de charlas y actividades que durarán todo el fin de semana.

Publicidad

Tras el discurso, Martina explicó que lleva el embarazo fenomenal, que todavía no han elegido el nombre de la pequeña que nacerá el próximo enero y que su relación con Álex no ha cambiado en absoluto. Muy contenta de tener la parejita, asume con buen humor que Álex le hubiera hecho ilusión un niño, ya que tiene dos hijas de su anterior relación. Su hijo Pablo, de once años, espera la llegada de su hermanita con mucha ilusión.

Lo más popular

¿Cómo lo llevas?

Muy bien. Estoy muy contenta, como loca, la niña se mueve todo el tiempo. Me da muchos subidones y soy consciente de que no siempre se tienen buenos embarazos. Este segundo, para mí, está siendo tan bueno como el primero.

Y encima será niña, ya tienes tu propia parejita…

La verdad es que sí. Me gustaría que fuera una mezcla de Álex y yo…

¿Qué dice Pablo de tener una hermanita?

Está como loco.

¿Crees que tendrá celos?

Un poco sí los sacará, pero a su manera. No son lo mismo los celos de un niño de dos años que de uno de once que entiende mejor las cosas. El sabe ya lo que es importante y lo que no.

¿Y las niñas de Álex?

Ellas tienen ilusión pero van muy despacio. Poco a poco se van adaptando a una nueva situación que les hemos impuesto cuando ellas están en una época más preadolescente, donde los padres tienen poco que decir al respecto, así que les hemos dado un motivo para volver a casa. Ellas quieren saber poco de sus padres y la decisión de tener un bebé ha sido justamente el traer un poco de ruido a casa que hacía falta.

¿A Álex le hubiera gustado tener un niño?

Seguro, pero está claro que no sabe hacerlos.

¿Tenéis pensado el nombre?

No, todavía no. Es un debate abierto que vamos a seguir teniendo hasta que aparezca el nombre idílico y mientras tanto, seguiremos opinando.

¿Cuáles os gustan?

Aparecen y desaparecen. Tenemos una lista del sí y del no. Tan pronto uno está en una como en la otra. Preferimos nombres cortos y nos debatimos entre los modernos y clásicos pero cuando vemos que el nombre está en la lista de los más puestos, lo descartamos. Yo soy ni de tan originales ni tan clásicos.

¿Estás más sensible de lo normal?

No especialmente, yo siempre he sido muy llorona y sigo llorando por todo. Sobre todo en las películas. De momento las hormonas no están gastando una mala pasada.

¿Antojos?

No tengo, pero sí he cambiado de gustos. Antes me encantaba el aguacate y ahora ni por asomo no me apetece. Me ha dado por lo lácteos, pero no estoy nada tiquis-miquis con la comida.

¿Te vigilas no subir demasiado de peso?

Sí, un poco, pero sin obsesionarme. Quiero pasar este momento que he elegido de la mejor manera posible.

¿Álex te mima?

Mucho, ya lo hacía antes. Pero los dos lo estamos tomando con mucha normalidad. Sabemos que viene un torbellino a nuestras vidas, pero no notamos muchos cambios en nuestra relación, cosa que me alegra.