Mar Regueras: "Me planteo irme de España"

La actriz se desnuda interiormente en su primer libro, donde habla de la relación con los hombres que han pasado por su vida.

Lo más popular

Cine, teatro, televisión y ahora se atreve con la escritura. Para Mar Regueras este libro, "El amor y su puta madre", ha sido como su terapia para desahogarse de todo lo que ha vivido en el amor. A sus 46 años reconoce que su prioridad es su hija Violeta, a la que ha tenido que criar sola. Por eso mismo dice que está cansada de hablar del padre de la niña, Toni Canto.

Ahora nos sorprendes con un libro.

La idea surge en una reunión de amigas donde estaba el coautor del libro, Javier Espinosa. La verdad es que a las mujeres cuando nos dejan solas y nos ponemos a hablar de hombres se llega a hablar de muchas intimidades, tamaños...

Publicidad

Es autobiográfico.

Sí, hay cosas de mi vida, historias de mis amigas y como en todo libro hay algo de ficción. Yo no pretendía enseñar nada a nadie. El propio título, "El amor y su puta madre", ya lo dice todo. A mí no es que me haya ido ni bien ni mal en el amor. Aparte de desahogarme emocionalmente, lo que pretendía era reírme de mí. ¿A quién no le gustaría encontrar su príncipe del color que sea?

Lo más popular

¿Realmente existen?

Yo creo que no. Es una leyenda. A estas alturas de la vida es más difícil encontrar a alguien, porque no nos aguantamos ni nosotros mismos.

¿Te da miedo envejecer sola?

No sé si es miedo.

¿Si echas la mirada hacia atrás crees que te has enamorado muchas veces?

Sí, pero el problema es que ahora no me enamoro. Que no te guste o te atraiga nadie sí es un problema, que es lo que me pasa ahora. Igual es porque sabes lo que no quieres. Al principio todos son maravillosos, pero luego el cortejo dura poco. Me gusta una clase de hombre muy cortés, pero también lucho por la igualdad de la mujer.

¿Te han sido infiel muchas veces?

No tengo ni idea. Seguramente me lo hayan sido.

¿Y tú?

No suelo ser una mujer infiel, igual alguna vez. Soy de la filosofía de que si estás con alguien es por algo.

Eres actriz, ¿has fingido muchas veces en la cama?

Te diría que no por quedar bien, pero tengo que reconocer que lo he hecho.

Este libro se va a convertir en una función de teatro. Vas a ser la productora, ¿es una vía de escape porque el teléfono no suena para ofrecerte trabajo?

Si te soy sincera, el teléfono suena poco desde que cumplí los 40 años. Las cosas han cambiado mucho y hay que buscarse las castañas por otro lado.

¿Por qué no te llaman?

Pues no lo sé. No creo que haya una mano negra, aunque en algunas ocasiones han pasado cosas que lo he podido pensar. Pero creo que las actrices llegan a una cierta edad que hay como un parón. Siempre pongo el ejemplo de Victoria Abril, que se tuvo que ir fuera de España.

¿Te irías fuera?

Sí, me lo he planteado. De hecho, sigo moviendo hilos para trabajar en México o Miami.

¿Y tu hija?

La niña vive conmigo. Además. no me gusta la educación que hay en España, y la mejor educación que le puedo dar a Violeta es conocer mundo. Y así la he educado desde el principio yo sola.

Violeta tiene 10 años, ¿es duro criar a una hija sola?

Sí, porque es duro no tener a una persona para tomar decisiones. Una hija necesita un padre y una madre. Pero tampoco me considero una heroína. Y ahora es difícil encontrar a un hombre que se involucre.

¿Ella te ha llegado a preguntar alguna vez?

No. Ellos entre semana no se llaman ni nada y se ven dos veces al mes.

Por cierto, ¿votas a Ciudadanos?

¡No!