Alejandra Prat: "No tengo celos de que mi hermano triunfe"

Está volcada en su marido y sus tres hijos, pero cree que ha llegado el momento de volver a trabajar.

Lo más popular

Hija y hermana de grandes de la televisión. Alejandra Prat también empezó su carrera en el medio, pero lo dejó todo cuando se casó con Juan Manuel Alcaraz, con el que tiene tres hijos: Adriana, Alejandro y Amaro. Ahora quiere retomar su carrera.

¿Tienes algún proyecto a la vista? Porque nos tienes abandonados.

Eso digo yo. Porque al vivir en Barcelona y con la crisis que hemos pasado, los presupuestos han sido más bajos y me tenían que traer a Madrid. Así que ahora se tienen que acordar de mí, porque tengo muchas ganas de trabajar.

Publicidad

¿No te planteas venir a vivir a Madrid?

No, porque mi vida está en Barcelona. Mi marido trabaja allí y no puede cambiar.

¿Echas de menos la tele?

Sí y no. Me encanta mi trabajo, pero también me llena mi vida familiar.

Pero sí es verdad que te has sacrificado.

Sí, pero lo he hecho porque quería y no me arrepiento. No lo cambiaría por nada del mundo, porque lo primero para mí es mi familia. Por supuesto que mi trabajo es importante, pero todo en la vida hay veces que es complicado.

Lo más popular

¿No tienes celos de ver a tu hermano, Joaquín, triunfar con Ana Rosa Quintana?

¡No! Jamás tendría celos de mi hermano. Estoy muy orgullosa de él, porque es un gran profesional y persona. Siempre está dispuesto y con ganas. Es buen hermano, buen hijo, buen padre…

¿Eres crítica con él?

Por supuesto, pero siempre que pueda aportar algo. Me gusta decir las verdades, pero criticar por criticar no me gusta.

¿Qué te gustaría hacer en televisión?

Pues no lo sé, porque hace tanto tiempo... Preferiría algo de estilo de vida o un concurso. Estoy abierta a todo, trabajaría hasta en un informativo.

Se dijo que ibas a ir a la próxima edición de "Supervivientes".

Ya fui en 2003. Bigote puede repetir, pero yo no. No podría estar más de cinco días sin ver a mis hijos. Cuando fui era otra época, había terminado de estudiar mi carrera y me apetecía ir. Lo disfruté mucho, pero hoy por hoy, no.

¿Te apetece tener otro hijo?

No. Ya tenemos tres sanos y felices. Y ya se van haciendo mayores y podemos hacer más planes con ellos. Además, tengo dos sobrinos y puedo disfrutar de los bebés.

Ya has pasado la barrera de los 40, ¿cuesta el paso del tiempo?

Estoy feliz con mis 40. He disfrutado mucho y no me arrepiento de nada, aunque hay cosas que no repetiría.

¿Cómo qué?

Pues locuras que haces, que luego te das cuenta que no te han servido para nada. De todas formas, estoy en la mejor etapa de mi vida porque tengo todo lo que deseaba a los veinte.

¿Te cuidas mucho?

Sí y cada vez más. Porque con todo lo que hemos aprendido, te das cuenta que la alimentación y el deporte influyen y mucho. Además, tienes que influir en las generaciones que vienen detrás. Y ahora he empezado a bailar jazz.

¿No llega a ser una obsesión lo de cuidarse tanto?

Si llega a ser una obsesión, hay que abandonarlo. Soy partidaria del estilo de vida sano y en contra del sacrificio constante. Me encanta comer y no renuncio al aperitivo.

Este año celebras tu décimo aniversario con Juan Manuel, ¿qué es lo que más recuerdas del día de tu boda?

Yo creo que fue el día más caluroso en Palma de Mallorca. No te vas a creer que he perdido el vestido de novia que me hizo Manuel Mota. Lo dejé para una exposición y no aparece. Y además a mi marido le han robado el reloj de pedida, que era irremplazable.

¿Cómo vas a celebrar el aniversario?

Me encantaría celebrarlo, pero acabo de cumplir 40 y este año mi hija hace la Comunión y son demasiadas cosas. La economía familiar también se resiente, así que igual hacemos un viajecito.

¿Qué balance haces de estos diez años?

Muy bueno, mejor imposible. Soy muy feliz, aunque he tenido momentos buenos y malos como todo el mundo.

Eso fortalece una pareja.

Indudablemente. Tú sales a la calle y no cuentas todas tus penas. Se sufre mucho por los hijos.

¿Sigues teniendo relación con las Campos?

Nos vemos de vez en cuando. Adoro a María Teresa Campos y ahora la veo estupendamente, digan lo que digan. Es una mujer con mucha fuerza, profesional, trabajadora y mamá no sólo de sus hijas sino de todos. Es admirable.

¿La ves bien con Bigote?

Sí, no veo a Teresa una señora que se tenga que conformar.

¿Con qué "reina" te quedas: María Teresa o Ana Rosa?

Con las dos porque son muy diferentes. Es como si tuviera que elegir a uno de mis hijos. Son dos grandes y únicas.

¿Echas de menos a tu padre, que era otro grande?

Mucho. Me acuerdo que nos decía que siempre fuéramos humildes.

¿Le verías haciendo la televisión que se hace ahora?

No, el ahora sería un abuelazo y disfrutando la vida con mi madre. Tendría ahora 90 años y seguiría siendo un genio.

Entrevista realizada en Only You Hotel Atocha, en Madrid, decorado por El Corte Inglés