Maribel Sanz: "Sergio Dalma me tiene rencor. Yo a él, no"

Se separó del cantante hace 17 años, pero todavía muchos se siguen refiriendo a ella como "ex de…". La modelo es mucho más que eso y está dispuesta a demostrarlo. Quiere volver a la tele y el 6 de julio inaugura una tienda de ropa.

Lo más popular

Lleva mucho tiempo sin trabajar en televisión, pero Maribel Sanz quiere volver y lo va a hacer con fuerza. "Sé que en breve conseguiré algo", dice. En lo personal también tiene nuevo proyecto: "El 6 de julio abro una tienda de ropa y estaré yo al frente." Charlamos con ella en la preciosa terraza del Florida Retiro de Madrid.

¿Qué estás haciendo ahora?

Estoy con varias cosas. Quiero volver a la tele y mi representante está luchando como un tiburón para lograrlo. Por lo que sé, algo va a salir, y luego tengo un proyecto personal entre manos que me hace mucha ilusión.

Publicidad

¿Cuál es?

Estoy a punto de abrir una tienda de ropa que se va a llamar "Maribel Sanz Closet". Es una tienda multimarca en la que la gente podrá encontrar prendas entre 10 y 60 euros. No es nada elitista.

¿Tú vas a estar en la tienda?

Sí, de hecho voy a ser yo quien atienda a mis clientas. Las voy a ayudar a encontrar lo que les siente mejor, e incluso si en un momento dado tengo que maquillarlas, también lo haré. Estaré ahí para ellas.

Lo más popular

¿Dónde está la tienda?

En Móstoles, en la Avenida Constitución, 20. Voy a empezar desde abajo. Mi padre es carnicero y siempre me dice: si das de comer al pueblo, el pueblo te dará de comer a ti.

También quieres hacer tele.

Sí, me gustaría porque es mi medio. Yo nací en la tele y en las pasarelas.

Empezaste en la moda.

Sí, con 16 años me subí por primera vez a la pasarela. Ahora tengo 45.

Lo último que hiciste en la tele fue la "Sálvame Snow Week", ¿te hubiera gustado quedarte en "Sálvame"?

Me hubiera encantado, pero el público prefirió quedarse con compañeros que tenían más tirón mediático. Mónica Hoyos tenía un trío amoroso con Carlos Lozano y la novia de éste; Rafa Mora, con sus musculitos, y Laura Fa, que es periodista. Con esto no se puede competir. Aunque me sentí muy bien tratada por la productora.

¿Te gustaría hacer un reality?

Me metí en él para quedarme en "Sálvame", pero sí me gustan los realities. Me gustaría participar en uno que me permitiera mostrarme como soy. La falsedad en televisión sale inmediatamente.

¿Qué te faltó para quedarte?

Yo no soy cañera. Sí tengo mucho carácter y si me buscas, me encuentras. Pero yo no voy a ir a agredirte porque sí.

¿Te veías ocupando una silla en el programa?

¿Por qué no?

-En el programa se tratan muchos temas personales.

-Es verdad que "Sálvame" no es nada fácil, pero es que la vida tampoco lo es. Ellos hacen un reality con tu día a día, pero los colaboradores tienen la ventaja de tener cuatro horas para explicarse cuando se plantea un tema personal. En una entrevista a veces no puedes explicarte como te gustaría.

"No tengo miedo a nada"

¿No te daba miedo que saliera a relucir Sergio Dalma?

No, yo ya no tengo miedo a nada. Si sacaran cosas estando yo de colaboradora podría argumentarlas. Es mi vida. Y yo, mejor que nadie, conozco los detalles de todo lo que ha pasado. Sin embargo, en otras ocasiones, han salido cosas y han quedado dudas en el aire. Así es muy fácil juzgar. Pero hay que tener toda la información, la de las dos partes.

¿Se podría pensar que te querías sentar por dinero?

También es súper lícito.

En "Supervivientes" también te hubiera gustado participar.

Me hubiera encantado, pero me dijeron que no me veían.

¿Qué te gustaría hacer en la tele?

¿Sabes qué pasa? Mucha gente me conoce por ser la ex de Sergio Dalma, y lo soy, pero yo le conocí a él presentando un programa. Era él el que estaba empezando. Nos enamoramos y lo dejé todo.

¿Te fastidia que te vean como su ex?

Ahora sí, porque yo me volví a casar. ¡Llevo 17 años divorciada!

¿Cambiarías algo de esa época?

Me casé muy enamorada de Sergio. Nos reíamos mucho y éramos muy felices, pero nos separó nuestro hijo. No culpo al niño, que nadie entienda esto por favor, pero yo me volqué en él porque era hiperactivo. Sergio se enceló y hubo mucho desgaste entre nosotros.

¿Ahora te gustaría tener una relación cordial con él?

Es imposible. Yo no le tengo rencor pero sé que él sí me lo tiene a mí. Él no quería separarse y yo tiré para adelante.

¿Se acabó el amor?

Me desgastó. Sergio se enfadaba conmigo porque salía corriendo cuando Sergi lloraba… Me hizo elegir y lo fastidió.

¿Es con el único ex con el que te llevas mal?

Sí. A Christian le tengo mucho cariño. Le fui infiel y me arrepiento muchísimo pero ahora nos llevamos bien. Además, él me cuidó y cuidó de mis dos hijos durante nueve años. Nunca les faltó de nada. Yo nunca he sido una mujer florero. Me retiré las dos veces que me casé, pero siempre he trabajado con mis maridos. Ahora no lo haría.

"Sufrí mucho cuando Sergi y su padre se distanciaron"

Sergi ha retomado la relación con su padre.

Sí. Es su padre y sé que Sergio quiere a su hijo con locura. Yo he sufrido mucho cuando han estado distanciados. Ahora están bien y me alegro mucho. Hablan, se ven…

Ahora estás feliz y enamorada de un señor que se llama Ángel y es bombero, ¿no?

Sí, estoy feliz pero no quiero hablar de él.

¿Te volverías a casar?

Claro que sí. Yo sigo creyendo en el matrimonio y en el amor. Además a mí me gustan las bodas. Les he pillado el gustito…

¿No te lo ha pedido? ¡Lleváis 5 años…!

No quiero hablar de él, pero me veo de blanco o de crudo. (Risas)

¿Quién te apoya en los malos momentos?

No los tengo. He logrado mucha paz interior. Cuando estoy baja, hago deporte.

¿Lo haces a diario?

Con todos los preparativos de la tienda no puedo, pero procuro entrenar a diario.

¿Tu cuerpazo es genético?

Parte es genética y parte ejercicio. Reconozco que ahora empiezo a vivir de las rentas de haberme cuidado y en cuanto hago ejercicio rápidamente me pongo perfecta. Además, me da fuerza mental y descanso mejor.

¿Qué haces?

Salgo a correr. Hago doce kilómetros.

¿La piel también te la cuidas mucho?

No me hago tratamientos. Me dan miedo las agujas. Lo único que me hago cada seis meses es sacarme sangre, centrifugarla e inyectármela. Y un ritual que nunca me salto: limpiar la cara antes de irme a dormir.

Para terminar, pide un deseo.

Tener estabilidad económica y laboral.

CRÉDITOS

Textos: Susana Jurado

Fotos: Guillermo Jiménez

Ayudante: Andrea Jiménez

Estilista: Isabel Dorado

Maquillaje y peluquería: María Soláns para Merymakeup

Agradecimientos: Florida Retiro, Paseo de Panamá s/n. Parque de El Retiro, Madrid.