Karmen Garay: ''Hay que aceptarse, respetarse y valorarse''

Hablamos con la actriz de cómo han afectado sus medidas a su profesión y cuáles son sus claves para valorarse a sí misma.

Lo más popular

Esta vallisoletana lleva tiempo intentando hacerse un hueco en el mundo de la interpretación. La hemos podido ver en series como "Cuéntame", "Amar en tiempos revueltos" o protagonizando "Family". De pequeña, trabajó como modelo, se mudó a Miami y fue allí cuando empezó a ganar más volumen. Ahora dice que su peso no le importa porque ha aprendido a respetarse y valorarse. En parte, gracias a la obra de teatro "Danzar malditos", que sigue de gira por nuestro país. ¿Su próximo proyecto? La obra "Escenas de caza", donde se habla de juzgar a la gente.

Publicidad

¿Cómo te definirías?

Soy muy trabajadora, muy infantil porque me ilusiono muy fácilmente. Me encanta disfrutar de las cosas y además me encantan los animales.

¿Siempre quisiste ser actriz?

Pues sí, desde pequeña, aunque hubo una época que me dio por querer ser domadora de delfines. Pero me acuerdo que, desde muy enana, sentaba a toda mi familia en el salón para interpretar. Es muy vocacional.

Lo más popular

Además eres directora y guionista, ¿en qué faceta te sientes más cómoda?

En mi faceta de actriz, porque me llevo formando muchos años. Lo de dirigir y ser guionista me gusta mucho, pero me siento más cómoda interpretando. Aunque nunca creía que iba a ser capaz de dirigir.

¿Sigues muchas series de televisión?

Sigo sobre todo series americanas, las españolas no las sigo mucho, porque siempre veo a los mismos actores. En este país se debería dar la oportunidad a nuevos talentos, que hay muchos. Me canso de ver a los mismos actores siempre trabajando. Además, las series de nuestro país son copias de las de fuera. Que eso no quiere decir que haya malos guionistas y directores, simplemente que no nos arriesgamos.

"La belleza está en lo real"

Cuando eras pequeña trabajaste de modelo, incluso para El Corte Inglés.

Sí, trabajé como modelo hasta los 14 años. Después me fui a vivir a Miami y allí también trabajé como modelo. Pero empecé a engordar y los cánones de belleza no son los de ahora, que afortunadamente están cambiando aunque sea a pasos muy pequeños. Me tuve que retirar porque llegué a tener complejo de gordita.

Con tu talla, ¿echas de menos alguna prenda en especial?

Vamos por detrás de Estados Unidos en este aspecto. Nos tenemos que modernizar, la belleza está en lo real. Toda mujer es bella siempre y cuando se quiera a sí misma. Me fastidia mucho que la moda no esté actualizada. ¿Por qué no me puedo poner algo que se puede poner una chica delgada, si yo me siento cómoda? ¿Quién es quién para juzgar? ¿Qué es la moda y qué es lo bello? Hace años Marilyn Monroe tenía una talla 42 y era bellísima.

Antes hablabas de que llegaste a tener complejo, ¿qué es lo que te hizo acabar con él?

Pues acabé con mi complejo hace poco tiempo gracias a la obra "Danzar malditos", donde te tienes que enfrentar a ti misma y a tus egos. Yo engordé muy rápido cuando me fui a vivir a Estados Unidos. Me di cuenta que me tenía que querer a mí misma para que otros me quisieran. Realmente en la vida nos tenemos a nosotros mismos.

¿Qué consejo le darías a esa gente que tiene complejos por el peso?

Que la vida es muy corta y hay que vivirla. Sólo somos bellos porque nos tenemos a nosotros mismos. Hay que aceptarse, respetarse y valorarse.

"La edad está en el corazón"

¿Te han rechazado en algún trabajo por tu peso?

Sí. En este país está muy canalizado todo lo que tiene que ver con la belleza. Por ejemplo, las actores que somos gorditos no tenemos demasiados perfiles. Casi nunca un gordito puede ser un abogado de éxito, un policía o un pibonazo. Los gorditos hacemos de gorditos, los negros de refugiados o los chinos de dependientes de una tienda de chinos. Tendría que ser cualquier papel para cualquier actor.

Vas a cumplir 40 años, ¿se prevé depresión?

¡Que va! La edad sólo está en el corazón y en la vitalidad de cada persona. Lo demás son números que están en el DNI.

Cuando no estás trabajando, ¿a qué dedicas el tiempo libre?

Soy muy casera. Me encanta estar en casa con mis animales.

Eres muy defensora de los animales.

Sí, me parecen los seres más maravillosos de mundo. Yo tengo una perrita, un periquito, que rescaté de la calle hace unas semanas, como mis compañeros de piso, y un gato, que tiene siete años y es el rey de la casa. Si una persona no tiene sensibilidad por los animales, me hace dudar.

Para acabar, ¿tienes pareja?

No, "mi princeso" debe estar perdido con su caballo.

CRÉDITOS: Textos: Daniel I. Carande. Fotos: Beatriz Velasco. Ayudante de fotografía: Carlos Moreno. Estilismo: María Álvarez. Maquillaje y peluquería: Tatí Garú

Agradecimientos: Hotel Barceló Emperatriz. Calle López de Hoyos, 4. Madrid. Sección de decoración de El Corte Inglés.

More from Diez Minutos: