Merche: "Me he sentido tonta, pero ya he logrado perdonarme"

Nada ni nadie ha conseguido borrarle la sonrisa. Después de un año complicado, la gaditana afronta 2018 con la agenda llena de conciertos para presentar su nuevo trabajo, "De otra manera".

Lo más popular

Merche llegó a la entrevista con toda la energía del mundo. No es para menos. Su nuevo disco, "De otra manera", está funcionando tan bien que ya tiene planeado un año lleno de conciertos. Cercana, cariñosa y de risa fácil, ni siquiera torció el gesto cuando le preguntamos por sus problemas con Hacienda. Hace un par de años, el fisco le pidió más de un millón de euros por una mala gestión de su asesor fiscal. "Ha sido una gran piedra en el camino, pero nunca he pensado en tirar la toalla", nos confesó. Ahora, después de tener que dejar su casa, vive en el campo junto a su hija Ambika (7) y su chico, Arturo Requejo.

Publicidad

¿Te adaptas a vivir en la sierra?

Sí, no hay tanta diferencia. ¿Sabes lo que hizo mi novio antes de mudarme a su casa? Arturo quiso sorprenderme y me construyó un vestidor maravilloso y un estudio de música. Allí me paso las horas y ha sido mi refugio para componer este disco.

Es un álbum muy especial, hasta tu niña canta en una de las canciones.

Sí, está súper graciosa. Ahora, cuando vuelvo de las entrevistas, siempre me pregunta: "Mamá, ¿te han dicho si lo hago bien?". Le encanta la música, pero fíjate que no creo que se dedique a esto. Yo la veo más como Cristina Almeida (risas). Es súper reivindicativa, por el momento va a kárate.

Lo más popular

Pero, ¿te gustaría que fuera cantante?

No, pero tengo claro que será lo que ella quiera. Tiene que estudiar, como me decían a mí, por lo menos una diplomatura. Quiero que disfrute de la vida, que viaje, conozca gente… A mí me ayudó mucho estudiar Magisterio. Por aquel entonces salía con el típico novio de toda la vida. Era súper celoso y yo pensaba que era lo normal, hasta que la Universidad me abrió la mente.

"Si viene un niño, genial"

¿Cómo eres como madre?

Yo siempre soy igual, no me invento un personaje para subir al escenario, eso no va conmigo. Supongo que soy una madre bastante pesada (risas). En cuanto la vi, se me olvidó todo el complicado proceso que atravesé para adoptarla.

¿Te animarías a tener más niños?

Me encantaría. Yo siempre he dicho que me gustaría tener cinco, tres adoptados y dos biológicos. Si viene, genial.

El año pasado no ha sido nada fácil para ti. ¿En qué situación estás con Hacienda?

Ay, con lo hormiguita que yo he sido. Fíjate que cuando jugaba al Monopoly mi familia se desesperaba porque nunca me quedaba en bancarrota. Ahora ya lo tengo todo ordenado, pero el problema es de bastante envergadura y necesito tiempo para terminar de pagar. Lo bueno es que tengo trabajo y puedo afrontar los plazos de los pagos sin problemas. Siento no poder ser más clara, pero como estoy en juicios no me permiten hablar más.

Ha debido ser difícil componer en medio de esta historia…

Mucho. Al principio sólo me salían canciones de cortarse las venas. Tengo un cajón lleno de temas que se han quedado para mí. Ha sido muy difícil porque no quiero dar pena a nadie, quiero vender alegría, que la gente se olvide de sus problemas.

Creo que lo has conseguido, precisamente también por hablar con naturalidad del tema.

No me avergüenzo, pero también te digo que me he sentido imbécil, tonta. En esta profesión tiene que haber alguien que te lleve los papeles y yo me equivoqué. Ahora ya he logrado perdonarme, pero me ha costado mucho.

"Alaska, Mario Vaquerizo y Pitingo siempre han estado a mi lado"

En este periodo, ¿te ha defraudado mucha gente?

Mira, nunca he contestado cuando me han preguntado, pero ahora te digo que casi toda. Es más, he tenido amigas que lo han utilizado como una oportunidad para ellas. También hay gente que no me ha fallado. Amigos conocidos, Alaska, Mario Vaquerizo y Pitingo, que siempre han estado a mi lado.

Te habrá servido para soltar lastres.

La verdad es que todos mis novios, sin conocerse entre ellos, siempre me han dicho que vivo en "Alicia en el país de las maravillas". Esta historia me ha servido para espabilarme, pero me niego a perder la inocencia.

¿Pensaste en tirar la toalla?

No, al revés. Cantar y estar de gira me ha servido para darle normalidad a esta etapa de mi vida. La música es mi pasión, pero también te digo que sé que podría estar súper contenta dedicándome a otra cosa. Yo era feliz siendo secretaria de dirección. Los sueños a veces no llegan y una tiene que aprender que no siempre depende de ti poder conseguirlos.

¿Te animarás a pasar por el altar?

Pues mira que soy antigua y me pega, pero nunca he tenido la ilusión del vestido blanco.

Textos: María Larrocha. Fotos: Ana Ruiz. Estilista: Isabel Dorado. Maquillaje y peluquería: Raúl Padilla Atelier. Agradecimientos: Hotel VP Jardín de Recoletos. Calle Gil de Santivanes, 6. 28001. Madrid. Tlf. 917 81 16 40.

More from Diez Minutos: