Ortega Cano: “Voy a tener que irme de España”

El diestro tiene varios frentes abiertos: un problema de entendimiento con su hijo, un juicio pendiente por el accidente de tráfico que sufrió en 2011 y recuperarse de las secuelas físicas que le produjo el siniestro.

Lo más popular

El torero José Ortega Cano no está pasando por su mejor momento. Tiene varios frentes abiertos, pero el que más le preocupa es su hijo José Fernando, que a finales de marzo abandonó el domicilio familiar tras una fuerte discusión con su padre. Gracias a la intervención de su hermana, Gloria Camila, ya ha vuelto a “Yerbabuena”.

-Maestro, ¿con José Fernando ya está todo arreglado?
-José Fernando es un crío. Tiene 18 años, una edad en la que uno es un poco rebelde, pero tiene un corazón de oro.

Publicidad

-¿Sabes apaciguarlo?
-Soy torero y tengo temple.

-¿Qué ha sucedido exactamente?
-No ha pasado nada. Mi hijo es la persona que estuvo más cerca de mí cuando sufrí el accidente. José estuvo todo el tiempo conmigo, más que su hermana, porque evitamos que sufriera. Mi hijo me quiere, me adora.

-¿A qué te gustaría que se dedicara?
-Me gustaría que fuera médico, arquitecto, abogado..., pero es difícil pedirle a una criatura que estudie. Todos hemos tenido ese momento rebelde.

Lo más popular

-¿José Fernando está pidiendo la herencia de su madre?
-Me parece muy fuerte que no se respete a un niño, porque, aunque haya cumplido la mayoría de edad, es un niño. Es horroroso lo que se le está haciendo. Pido que se respete la niñez, porque hoy en día hay mucha maldad. Sólo se habla de mis temas. Estoy tan aburrido y desesperado que voy a tener que irme de España.

-En “Yerbabuena” ha aparecido una pintada: “Chorizo, Ortega Cano paga a mis padres, mariposón”.
-Eso es una cosa muy fea. Es la primera vez que me ocurre, pero yo creo que la persona que lo ha hecho es un cobarde, porque, si tiene algo que decirme, tenía que haber ido a mi casa y hablar conmigo.

JOSÉ FERNANDO, UN ADOLESCENTE REBELDE
•noviembre de 1999 Ortega Cano y Rocío Jurado presentan a sus dos hijos adoptivos.
•mayo de 2011
Ortega Cano sufre un accidente en el que muere Carlos Parra. Él resulta muy grave. José Fernando se vuelca con él.
•octubre de 2011
José Fernando se inscribe en un colegio irlandés, del que lo expulsan en febrero de 2012, según publicó esta revista.
•marzo de 2012
Tras una fuerte discusión con su padre por un primo que trabaja en la finca, José Fernando abandona “Yerbabuena”. Regresa dos semanas después.

Por otro lado, en 'El programa de AR' se dio a conocer el escrito que la defensa de Ortega Cano ha preparado para el  juicio por el accidente de tráfico que el diestro sufrió el 28 de mayo de 2011. El informe concreta que el torero no había bebido alcohol y que conducía a velocidad permitida, achacando el siniestro a que estaba en tratamiento por arritmias cardiacas y tomaba, entre otros medicamentos, Sintrom y Trangorex. Se solicita que se anulen los análisis del Instituto Nacional de Toxicología, porque las extracciones de sangre se le hicieron para salvarle la vida. Se presenta un justificante de la Agencia Estatal de Meteorología y el escrito de dos peritos en el que se dice que circulaba a menor velocidad de 90 km/h y se pide su absolución.

Ante este cúmulo de cosas, Ortega Cano ha vuelto al mundo del toro como apoderado de Julio Aparicio, que lidiará el 15 de abril, en San Agustín de Guadalix, Madrid, una corrida benéfica junto a José Ramón García 'Chechu'.