Carla Goyanes: "Ahora veo a los niños menos que en Miami"

La hija de Cari Lapique, madre de dos niños centrada en su nueva plataforma en Internet para tiendas pequeñas, no descarta la niña.

Después cuatro años viendo en Miami, Carla Goyanes volvió a instalarse en España, junto a su marido Jorge Benguría, justo hará una año el próximo mes de julio. Feliz y siempre muy atareada, compagina su faceta maternal (es madre de dos niños; Carlitos, de cuatro años y Santi, de un año y medio) con su vida profesional en su empresa familiar. Además, se acaba de involucrar en una web de compras que reunirá a tiendas y marcas pequeñas que se llama 'Trend Avenue'.

La empresaria viajaba a Barcelona para amadrinar la presentación de una nueva marca de accessorios de Pedi-Manicura e-nn love.

Publicidad

"Es una gozada ir a un sitio donde te lo hacen todo"

¿Te cuidas mucho las uñas?
Sí, y ahora más que nunca. Es una gozada ir a un sitio donde te lo hace todo, aunque con estos productos es mucho más fácil hacérselo una misma. Hacerme la mano derecha era un horror, en cambio, con esta lima eléctrica es super fácil, siempre encuentro un momento en la oficina, en el coche, esperando que salgan los niños del cole… Así es más fácil tenerlas siempre bien.
¿Qué trucos de belleza tienes?
Más que trucos, tengo mis rutinas. Por la mañana siempre me pongo una crema suave a nivel de protección. No soy tiquis-miquis con las marcas, me gusta ir probando. Para el día a día, para trabajar, solo me pongo tapa-ojeras y polvos. Para salir por la noche me pongo un maquillaje más intenso, mascara de pestañas y a los eventos siempre voy maquillada por un profesional.

"Me salto la dieta en momentos especiales"

¿Te cuidas mucho? ¿Haces deporte?
Sí, pero más que por cuidarme es porque me gusta. La dieta tuve que hacerla después de tener a los niños y desde entonces procuro comer muy sano pero sin obsesionarme. No quiero hacer dietas drásticas, he preferido adelgazar poco a poco. Nada de pasar hambre, me la salto en algún momento especial o si hay alguna celebración. Me encanta el tenis, el pádel y adoro esquiar.
¿Cómo va tu trabajo en la inmobiliaria familiar?
Muy bien, al frente de las nuevas generaciones de la empresa. Se me da muy bien, tiene dos partes, la parte afectiva, que es el buscar un hogar para las familias en la que me involucro mucho, hay mucho contacto personal, me invitan cuando estrenan el piso. Luego está la parte de números, que también es importante.

Publicidad

"Los cuentos de mis hijos me los invento"

Escribiste un libro sobre la maternidad, ¿vas a escribir otro?
De momento no, pero un día me encantaría escribir cuentos porque los que les leo a mis hijos me los voy inventando y les gustan. Me he inspirado en una tata que tenía, le pedíamos cuentos a la carta y sobre la marcha se inventaba unas historias maravillosas. A mí me encanta darles esa fantasía a los niños.
¿Cómo llevas tu faceta maternal?
Muy bien, aunque ahora veo a mis niños menos de lo que los veía en Miami. Los fines de semana intento dedicárselos full time. Y todos los días, caiga quien caiga, aunque luego tenga que irme a trabajar tardísimo en mi habitación, procuro tener con ellos una hora de quality time, nada de baños, deberes y cenas.

"Igual voy a por la niña cuando los niños estén más crecidos"

¿A quién se parecen más?
Físicamente a su padre, por más que lo intento no les encuentro parecidos conmigo. El pequeño sí tiene un aire a mi madre de pequeña, en las fotos se parece mucho a ella. De carácter son muy cabezones, supongo que será por la edad, pero su padre también lo es. Los dos tiene genes cabezones.
¿Qué cualidades tienen?
El mayor, de cuatro, es simpatiquísimo, supersociable y muy divertido. Le encantan los deportes. El pequeño es muy pequeño, sólo tiene uno.
¿No irás a por la niña?
Seguro no hay nada en esta vida, pero de momento no. Igual cuando estén más crecidos pero ya veré, porque soy de las mamás que, además de tener tiempo para mi vida profesional, también quiero tener tiempo de calidad con ellos a nivel individual. Cada uno requiere su tiempo.