Rafael Amargo: "A mí se me ve venir incluso cuando soy infiel"

Esta semana, en la 'Entrevista diez' el bailaor se confiesa con Rosa V​illacastín.

Lleva el ritmo y el fuego en el cuerpo, el flamenco en el corazón y la energía forma parte de su fuerte personalidad. Tan fuerte que intentar hablar con él con cierta tranquilidad y sosiego es misión imposible, entre otras razones porque su cabeza siempre está en ebullición.

Investigador de las más puras esencias del baile, Rafael Amargo tiene en Antonio, 'El Bailarín' y en Gades sus referencias artísticas. Dos maestros a los que conoció y a los que admira profundamente, y que de alguna manera han marcado su estilo.

Publicidad

"No sé si es mejor triunfar en un pueblo pequeño que en la capital"

Madrid es la catedral del toreo ¿también del flamenco y de la danza?
Seguro que sí, porque lo que se consagra en Madrid tiene mejor venta en el resto del país, incluso a nivel internacional. Aunque no sé si es mejor triunfar en un pueblo pequeño que triunfar en la capital.

Explíquese.
Las cosas hay que hacerlas con sentido, con profesionalidad, y después que salga el sol por Antequera. No ha habido nadie como Antonio Gades para dirigir el Ballet Nacional, pese a sus ideas políticas que todo el mundo respetaba.

A usted le ha ido bien en lo profesional.
Porque desde que me vine a Madrid en el año 1992 no he parado de trabajar, primero con Lola Flores, la mujer que más sabía y más ingenio tenía de cuantas he conocido. De ella aprendí que tienes que rodearte de buenos artistas, gente que te aporte savia nueva. Yo en el espectáculo que presento en el Teatro de la Latina de Madrid tengo guitarristas, cantaores, hasta un total de 6 chicos jóvenes, que son una maravilla y que son los que me obligan a superarme cada día.

¿En qué sentido?
Empecé este año haciendo una terapia fuerte porque no me encontraba bien. Venía de una desilusión personal que me afectó mucho, tanto que decidí no dispersarme con asuntos que me distrajeran del trabajo.

¿Lo consiguió?
Sí, pero, como te digo, han sido meses duros de los que nadie se ha enterado. Tan duros que he tenido que trabajar mi paz interior, he tenido que aprender a decir que no, y otras muchas cosas que no puedo contarte.

Tengo la sensación de que la fama le volvió loco, ¿me equivoco?
El éxito me llegó muy pronto, y después me tuve que ir a vivir a Los Ángeles porque me vapulearon y me dieron por todas partes. Sin embargo, la vida me dio la oportunidad de dirigir tres conciertos de 'Lorca en Granada', en el Generalife de la Alhambra, dependiente de la Junta de Andalucía, que fueron un exitazo.

"Estuve muy bien casado con la madre de mis hijos"

Se ha reconciliado con el mundo?
Me he dado cuenta de que, aunque he tenido algún resbalón, he tenido suerte. Y fíjate lo que te digo, de igual manera que me han dado esa oportunidad, estoy seguro que me darán la tercera que voy a hacer muy bien.

¿Sentimentalmente ha podido rectificar?
Claro. Yo estuve muy bien casado con la madre de mis hijos, Yolanda, que además de mi pareja era mi amiga, mi compañera durante una época gloriosa y loca. Con ella viví una locura maravillosa. Fueron años muy buenos en lo profesional porque yo soy un adicto al trabajo.

¿Ha tenido que pagar un alto precio por esas locuras maravillosas?
Por ésas en concreto no, pero sí que me vapuleó la prensa en un momento determinado, razón por la cual tuve que marcharme a vivir fuera de España. A mí no me gusta remover las cosas malas porque prefiero mirar hacia delante, y porque, si no trabajo, me muero, es la única manera de poder mantener una compañía de 41 personas.

¿De qué se arrepiente?
De muchas cosas que me han pasado, siendo como soy muy buena gente. Yo, si alguien necesita algo de mí, corro porque soy el cortafuegos de muchas de las personas que me conocen.

¿No será que jugó a un juego perverso, el de la ambigüedad?
También, lo que ocurre cuando pasan estas cosas es que te callas, desapareces o te metes en el bucle y que sea lo que Dios quiera. Fue la época en que Amador Mohedano llevaba la imagen de Belén Esteban, cuando la llevó a los Carnavales de Tenerife como si fuera Madonna, y se montó el gran escándalo.

Publicidad

"Soy muy feminista"

¿Quién le pone los pies en la tierra?
Mis padres, tengo la suerte de tener unos padres divinos. Ellos siempre me han dado muy buenos consejos porque saben que soy buena persona, que me doy entero. A mí se me ve venir incluso cuando he sido infiel porque no sé mentir ni disimular.

¿Yolanda le ha perdonado?
No lo sé porque estamos en un momento de algún desencuentro que tenemos que aclarar. Tenemos dos hijos maravillosos. A mí siempre me han visto como un ciclón y a Yolanda como la buena de la película... Y ninguno es tan bueno ni el otro tan malo.

¿Cómo es la relación con sus hijos?
El día de la presentación de mi espectáculo en Madrid, León me decía: "Papá, yo veo cómo vas creciendo, cómo vas evolucionando, y me gusta tanto lo que haces que me siento muy orgulloso de ti." Que eso te lo diga un chaval de 11 años es para sentirse orgulloso. Dante es más reservado, le encanta el fútbol y está jugando en los alevines.

¿Ha triunfado como padre?
Mucho, lo que ocurre es que no lo estoy disfrutando todo lo que me gustaría. Yo he sido padre muy joven, con 28 años, y tenía que haber estado más pendiente de ellos. Pero, claro, hay cosas que por trabajo, por las giras, no puedo hacer, como llevarles al colegio, pero en cambio en vacaciones me los llevo a Argentina, pero no siempre pueden viajar conmigo porque tienen que ir a clase.

¿Practica la igualdad entre hombres y mujeres?
Yo sí, soy muy feminista, defiendo mucho los derechos de las mujeres, ojalá algún día llegue una mujer a ser presidenta del Gobierno. Ya hay presidentas de Comunidades Autónomas, alcaldesas, ministras... pero los avances son lentos.

¿La mujer gestiona mejor lo público?
Y lo privado. Hay hombres que son muy machistas, pero muy buenos padres. A mí el día a día de mis hijos me agobiaba, y ahora me arrepiento. Lo importante es que no les falte el cariño. A los niños hay que educarles los sentimientos, enseñarles a querer y a respetar a los demás.

"Hhe sido muy caprichoso"

¿Hay diferencia de cómo educa a sus hijos a cómo le educaron a usted?
Sí porque yo nací después de que muriera mi hermana y mi abuelo, y eso me marcó porque crecí súper protegido. A mí me educaron en un colegio bien del Opus Dei. ¡Imagínate lo que pensarían cuando dije que quería bailar!

¿Niño rebelde o provocador?
Rebelde y provocador. Y he sido muy caprichoso. Yo tenía 10 años cuando aprobé primero de carrera en el Conservatorio del Teatro Real de Madrid. Mis padres querían lo mejor para mí.

¿De quién ha heredado la pasión por la danza?
De mi padre, que era locutor de radio en la Cadena COPE en Granada, al que le gustaba mucho cantar, y de mi abuelo Florentino, que tiene 97 años y que me ha escrito las letras de mi espectáculo.

¿Quién le dio mejores consejos?
Antonio Gades, con él tengo una maravillosa anécdota. Fui a hacer la audición de 'Fuenteovejuna', éramos 200 aspirantes y, dirigiéndose a mí, me dijo: "Tú, el de la coleta, ya te puedes ir." Cuando terminó la audición, le pregunté si tan mal lo había hecho, y me dijo: "No, estoy haciendo audición para el cuerpo de baile, cuando necesite solistas ya te llamaré."

¿Qué pasó después?
Fui a su casa con María Estévez, su hija, porque quería que me permitiera montar 'Bodas de Sangre', me dijo que no, porque salía demasiado en los periódicos.

¿Cuenta con subvenciones?
Una de las cosas buenas que ha hecho el Gobierno de Rajoy es que da ayudas a las Compañías de Danza de toda España. El Gobierno te paga un mínimo de cuatro funciones y un máximo de once.

Publicidad

"El mundo es de los valientes y de los desvergonzados"

¿Por qué esa falta de interés de los políticos por la cultura?
Les damos miedo. Yo comprendo que en momentos de crisis es prioritaria la Sanidad, la Educación, y debería serlo la Cultura. Todo lo que sea que entre dinero en las arcas públicas bien venido, mejores cosas podrán hacerse.

¿Piensa, como Nacho Duato, que fuera te valoran más?
Le daría la vuelta a ese argumento. Él se quería marchar porque durante 20 años desempeñó un cargo público, pero quienes no hemos tenido nada lo que estamos deseando es volver.

¿A quién pondría usted en el Ballet Nacional?
A Antonio Canales porque se conoce la casa por dentro muy bien. Yo digo que, si el flamenco fuera de los americanos, todo el mundo lo estaría bailando. En España, a Dios gracias, disfrutamos de libertad.

¿Qué le gustaría poner en su tumba?
No he hecho mal a nadie, sólo he amado libremente.

¿Enamorado?
Sí, mucho, y punto.

¿El mundo es de los valientes?
De los valientes y de los desvergonzados, sobre todo en los tiempos que corren. Montar un espectáculo con 41 personas trabajando es de valientes y de osados.

En pocas palabras...

Un sueño...
Tener un teatro. Y hacer una revista de las de antes.

¿Mitómano?
De Chavela Vargas, la cuidé cuatro meses en México.

¿Su lema en la vida?
La verdad libera.

¿Qué le molesta?
Qué José Tomás quisiera devolver la Medalla de Bellas artes porque se la habían dado a Francisco Rivera.

Publicidad

¿Quién es él?

Nació en Valderrubio (Granada), el 3 de enero de 1975. Se educó en un colegio del Opus Dei. Su padre era locutor de radio en Granada y su abuelo le ha escrito varias letras de canciones de su último espectáculo, 'Tiempo Muerto 2', que representa en el Teatro de La Latina de Madrid.

Trayectoria En 1997 crea su compañía. No será hasta 1999 cuando consigue el reconocimiento de público y crítica con el espectáculo 'Amargo'. Desde hace cuatro años presenta en el Palau de la Música 'Ópera y flamenco' y estará en el Teatro La Latina de Madrid hasta el 21 de agosto con 'Tiempo muerto 2. Flamenco y mucho más'. En televisión ha participado en programas como 'Top dance' de Antena 3, donde ejerció de jurado con Mónica Cruz y David Bustamante.

Premios Ha recibido el Premio Positano Leonide Massine de la Danza, el Premio de la Asociación de Profesores de Danza Española y Flamenco de España, y 4 premios Max de las Artes Escénicas.

Familia Se ha casado tres veces –con Noriko Simada, Yolanda Jiménez y Silvia Calvet–. Con su segunda mujer, tiene dos hijos, León y Dante. Actualmente tiene otra pareja.

Mi foto favorita

"Con Maite Maya y Carmina Cortes, cantaoras, con las que he recorrido medio mundo junto a sus padres e hijos."