Carmen Lomana: "Me gustaría enamorarme de alguien con un estatus parecido al mío"

La socialité abre su corazón a Rosa Villacastín.

Si tuviera que destacar alguna cualidad de Carmen Lomana, además de su reconocida elegancia, sería la sinceridad y la capacidad que tiene para sacarle partido a lo bueno que le ofrece la vida. De ahí que se la rifen en las fiestas, en los desfiles de moda, en aquellas tertulias de televisión donde necesitan poner unos gramos de glamour y sensatez.

Fiel desde hace años a Marbella, donde tiene casa, nos citamos en el mítico Hotel Marbella Club, por el que han pasado los más grandes del cine internacional, para hacer balance de lo que ha sido su verano, que es un calco de los que, como ella, hoy están aquí y mañana en la Costa Azul.

Publicidad

"Nunca en mi vida he hecho dieta"

Carmen, ¿le da tiempo a descansar con tantas fiestas?
Sí, claro, ya sabes que antes de venir a Marbella estuve en Saint Tropez, que es un lugar que me encanta. A fiestas no voy a tantas, lo que ocurre es que, al sacarme en las revistas, da la impresión de que no hago otra cosa.


¿No es así?
Una de las cosas que he aprendido es a decir que no, a elegir los sitios donde voy o por donde me muevo, que al final es un grupo muy reducido de gente.


¿Su agenda de Marbella es muy diferente a la de Madrid?
En Madrid hay más actividad: estrenos de teatro, de cine, entrega de premios, exposiciones... Es un no parar.


¿Se recupera bien o le cuesta levantarse?
Yo con 5 horas que duerma estoy como nueva. Tengo una salud de hierro.


¿Cómo es su relación con la báscula?
Buena porque he heredado de mis padres unos genes estupendos. No te lo vas a creer, pero nunca en mi vida he hecho dieta. No hago deporte, aunque reconozco que debería hacerlo, pero me faltan tiempo y ganas.


¿Cómo es entonces su día a día?
En Marbella me levanto a las 8. Me tomo un vaso de agua templada con una ampolla de alcachofa y otra de té verde. Después tomo fruta variada y una tortilla de claras con bastantes tostadas, pan y mermelada. A media mañana, tomo un trozo de queso de Burgos o jamón York y, para almorzar, algo de picoteo y un pescado porque soy vegetariana.


¿No le tienta una buena cena?
Yo procuro ir cenada de casa, porque en España se cena muy tarde. No bebo pero sí fumo, soy fumadora social.

"He sufrido mucho con la muerte de mi marido"

¿Socialmente hay algo que se le resista?
He sufrido mucho con la muerte de mi marido, aunque siempre he tratado de pasarlo bien. Por eso, cuando salgo es para divertirme, porque si estoy de mal humor me quedo en mi casa.


¿Con qué parámetros elige la ropa?
Según el lugar donde vaya, porque ser elegante no depende de que te pongas un traje muy bonito, sino de que sea el adecuado para la ocasión.


¿Cuántos armarios tiene?
Los suficientes para guardar todo lo que tengo. Regalo mucha ropa, pero también organizo un mercadillo en Navidad y lo que obtengo lo dono.


¿Cuál es su diseñador favorito?
Tengo trajes de casi todos los diseñadores, pero los de Oscar de la Renta son joyas ahora que ha muerto.


¿Tiene un presupuesto para ropa?
No sabría decirte cuánto gasto. En el día a día voy muy normal, me gusta comprar en Zara o en Mango, pero tengo también piezas de buenos diseñadores.


¿Quién ha sido su maestra?
Mi madre siempre vistió muy bien, ella ha sido mi guía desde pequeña.


¿Le gusta la imagen que le devuelve el espejo?
Siempre he tenido claro que quería ser elegante, y para conseguirlo me compraba revistas de moda. De pequeña imitaba a Marisa Berenson o a Brigitte Bardot.

Publicidad

"En todas partes hay mucha envidia y, sobre todo, mucho cinismo"

¿Cualquier tiempo pasado fue mejor?
Lo que ocurre es que entre ese mundo que te hacía soñar y el de ahora, tan vulgar, hay un abismo.


¿Tenemos políticos de bajo coste?
Si la gente les ha elegido, bien está, lo que no impide que tengan un nivel intelectual bajísimo. No hablan de los asuntos que interesan a la gente, enzarzados como están en asegurarse su futuro.


¿Desencantada?
Mucho. Te digo una cosa: para protestar hay que participar, y yo lo hago. Cumplo con mis obligaciones como ciudadana, y voy a votar cuando llaman a las urnas, aunque no me entusiasme ninguno.


¿Dónde se da más el postureo, entre la 'society' o en la clase política?
En todas partes hay mucho de "quítate tú para ponerme yo", mucha envidia y, sobre todo, mucho cinismo. Gente que pone una cara cuando está contigo y te critica cuando se da la vuelta. Forma parte del juego, pero a mí no me afecta porque hago mi vida de siempre con mis amigos de siempre, que tampoco son tantos porque conocidos son muchos, pero realmente amigos, pocos.


¿Qué le pide a sus amigos?
Lealtad sobre todo. No me gusta hacer distinciones entre hombres y mujeres, por más que entre las segundas las hay que mantienen una gran rivalidad con otras mujeres. Yo creo que hay poca solidaridad entre nosotras.


¿Qué diferencia hay entre ser feminista o femenina?
No tiene nada que ver, puedes ser muy femenina y defender tus derechos como mujer. Yo no soy feminista rabiosa, entre otras razones porque tengo buena relación con los hombres y nunca me he sentido marginada por ninguno en mi trabajo. Por eso no soy tan reivindicativa en lo laboral, sí en cuanto al maltrato o la violencia de género.


¿Sabe que en España violan a mil mujeres cada año?
Lo he leído y cuesta creerlo. No sé, tengo la impresión de que es un fenómeno que va en aumento. Es terrible que alguien en su sano juicio pueda llegar a hacer algo así.

"'Supervivientes' ha sido la aventura de mi vida"

¿Qué valores le enseñaron que no ha olvidado?
Dos muy importantes: cumplir la palabra dada y el respeto. No hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a ti.


Su madre ha muerto hace relativamente poco tiempo.
Para mí hay un antes y un después de la muerte de mi madre. Yo nunca pensé que me sentiría tan desamparada, pues, aunque pertenecía a esa generación poco dada a las muestras de afecto, en los últimos meses se mostraba tan cariñosa, tan divertida, que me costaba creer que se iría.


¿A quién se parece usted?
A mi padre, en carácter y en todo, le adoraba. Yo siempre he sido muy familiar, me llevaba muy bien con Rafael, el pequeño, y ahora con María José, que lo es todo para mí, ella y mi sobrina.


¿Qué le llevó a participar en 'Supervivientes'?
Ha sido la aventura de mi vida. Después de estar en la isla puedo enfrentarme a cualquier cosa sin miedo. Era un reto diario al que había que enfrentarse, pero que me aportaba mucha felicidad.


¿Lo dice en serio?
En la isla te desprendes de todo, aprendes a enfrentarte a la Naturaleza. A mí nadie me va a quitar esas noches estrelladas, viendo las constelaciones como nunca antes las había visto porque te fijas en detalles que en la ciudad nunca tienes en cuenta.


¿Es una vuelta a los orígenes?
Sí, eso es, a lo esencial del hombre. Yo me olvidé completamente de las cámaras, salvo cuando comía, porque me daba vergüenza que me vieran comer con las manos.


¿Eso fue lo peor?
No, el hambre es terrible, terrible, pensar que no tenías ni un trozo de pan... No entiendo a la gente que va al concurso enrabietada, porque para mí fue muy gratificante la convivencia.

Publicidad

"Lo único que sueño es con encontrarme con Guillermo, mi marido"

¿Cómo debe ser su hombre 10?
Una persona a la que puedas contar todo, como lo harías con una amiga. En el amor es fundamental tener una buena relación sexual, una de las cosas que te dan la vida y no cuestan dinero. Todo lo bueno es gratis.


¿Está segura?
La Naturaleza es gratis, está ahí para que la disfrutemos. El amor, igual. Y otras cosas que nos proporcionan felicidad y bienestar.


¿Enamorada?
No, estoy tranquila. Me gustaría enamorarme, pero tiene que ser de alguien que merezca la pena, alguien que me emocione, me guste y que cuando esté con él sienta mariposas en el estómago.


¿Con alto nivel económico?
Que tenga lo suficiente, o al menos un estatus parecido al mío. Con el que pueda viajar, que no estamos en edad de irnos de camping, y que socialmente me aporte algo como tú se lo aportas a él.


¿Cree que hay vida más allá de la muerte?
Ojalá, porque yo con lo único que sueño es con encontrarme con Guillermo, mi marido, en otra dimensión, y que cuando yo me vaya, él salga a buscarme.


¿Ha sido el gran amor de su vida?
Cuando se fue, yo quería morir. Me rebelé porque había perdido a mis hijos, uno de un embarazo extrauterino, otro se murió antes de nacer. Después, lo de Guillermo fue muy duro porque estaba en la plenitud de la vida. Por eso digo que mi cupo de sufrimiento está cubierto.

La firma

Nació En León. Es la mayor de cuatro hermanos, hijos de Heliodoro Fernández-Lomana y de María Josefa Gutiérrez, que falleció el pasado año.


Familia En 1999 se quedó viuda de Guillermo Capdevilla, pionero del diseño industrial. Él tenía 51 años.


Actividad profesional Ha colaborado como tertuliana y concursante en programas como '¡Más que baile!', 'Sálvame Diario', 'Sálvame Deluxe', 'Universo Lomana', 'Supervivientes' y 'Las joyas de la corona', que presentó junto a Jordi González.


Prensa Además de algunas charlas, ha ofrecido cursos de moda con la revista Internacional 'Pasarela de Asfalto, Luxury Edition'. Actualmente colabora con 'La Razón'.


Política En 2015 se presentó en el número 3 por la lista al Senado de Vox.


Libros Ha publicado dos libros, 'Los diez mandamientos de la mujer 11', en Espasa, y 'El Glamour inteligente', con la misma editorial.


Hogar Vive en Madrid y, como cada año, pasa sus vacaciones en Marbella, donde tiene casa.

Publicidad

Mi foto favorita

"Este momento DJ, es para mí de alegría, una noche loca en una fiesta de Hubertus Hohenloe y Julíán Porras, de amigos que se juntaron para pasarlo bien".