Primeras imágenes de José Fernando tras saber que se libra de la cárcel

El hijo de José Ortega Cano ha sido condenado a un año y nueve meses de cárcel por lo que no tendrá que volver a ingresar en prisión, donde ya pasó cuatro meses antes del juicio por el robo con violencia en un prostíbulo de Sevilla. Tras conocer la sentencia, el joven se ha dejado ver muy relajado en el Centro Hipócrates de Barcelona, donde se está tratando de sus adicciones.

Lo más popular

La juez de lo Penal del número 5 de Sevilla ha dictado sentencia en la mañana de este 1 de abril contra José Fernando Ortega. El joven ha sido condenado a un año y nueve meses de cárcel, por lo que, al ser una pena inferior a dos años y no tener antecedentes, no tendrá que volver a entrar en prisión.

Por otro lado, la jueza ha condenado a dos años de cárcel a tres de los amigos de José Fernando y ha absuelto a dos de ellos por la agresión que tuvo lugar la madrugada del 2 de noviembre de 2013 en un club de alterne de Sevilla, en el que el hijo de Ortega Cano y sus amigos agredieron a un joven, robándole todo lo que llevaba encima -móvil, cartera y llaves y su coche, el cual quemaron tres días después-.

Publicidad

En su declaración del jueves 13 de marzo, el hijo de Ortega Cano aseguraba que se arrepentía de lo ocurrido, pedía perdón a la víctima y recordaba que había colaborado con la Justicia, todo esto le ha servido de atenuante. También ha indemnizado a la víctima con 10.000 euros. En el juicio, José Fernando admitía que el día del suceso estaba bajo los efectos del alcohol y de las drogas (cocaína y porros) ya que llevaban desde por la mañana celebrando Halloween.

Lo más popular

El joven comienza ahora una nueva etapa de su vida. Tras salir de la cárcel Sevilla I (el 14 de marzo, momento en el que estuvo arropado por su hermana Gloria Camila), donde llevaba ingresado cuatro meses, el joven ingresaba cinco días después en el Instituto Hipócrates para tratar sus adicciones.

Éstas son las primeras imágenes del hijo de Ortega Cano y de la fallecida Rocío Jurado tras hacerse pública la sentencia en la que ha sido condenado pero que no lo llevará de vuelta a prisión.

En la mañana de este martes 1 de abril lo veíamos en los alrededores de las instalaciones médicas del Instituto Hipócrates, en Barcelona, relajándose y dando un paseo mientras se fumaba un cigarrillo, ya con la tranquilidad de que no tendrá que volver a la cárcel.

En el centro donde quiere comenzar una nueva vida alejado de los problemas y las drogas, el joven se encuentra arropado por otras personas que sufren problemas como los suyos y por los monitores y personal que lo atiende y aconseja. Muy animado y tranquilo lo hemos visto hablar con otros jóvenes a las puertas del centro del que quiere salir como un hombre nuevo.

Por su parte, su padre, Ortega Cano, se siente muy feliz de la evolución de su hijo, a quien -dice- ve muy bien.