Pedro Zerolo: "Era importante que la gente supiera de mi propia boca que tenía cáncer"

Pedro Zerolo, el concejal socialista del Ayuntamiento de Madrid que en enero anunció con un comunicado que sufría un cáncer de pancreas, acudió a Onda Arco Iris para hablar por primera vez de su enfermedad, de la que dijo que "era importante que la gente lo supiera de mi propia boca".

Lo más popular

Armado de una amplia sonrisa, de unas enormes ganas de luchar y vivir y de un espíritu envidable de superación y optimismo, Pedro Zerolo, concejal socialista del Ayuntamiento de Madrid y secretario de Movimientos Sociales del PSM-PSOE, acudió a Onda Arco Iris para conceder su primera entrevista tras anunciar el 7 de enero con un comunicado que sufría un cáncer que después se ha sabido que era de pancreas.

Publicidad

Entrevistado por David Enguita, el político hispano-venezolano, que viene simultaneando el duro tratamiento contra la enfermedad con su trabajo público y su activismo social, reconoció que "la etapa en la que estoy es muy dura y muy difícil, y el apoyo que recibo a diario es muy grande pero, como decimos los socialistas, esto es siempre hasta la victoria final y estoy animoso. Se agradece la vida misma, tengo que enfrentarme a los embates que me plantea la vida con una sonrisa, porque al final es lo que toca, lo afrontas y siempre con optimismo y ánimo”.

Lo más popular

A pesar de que la enfermedad ha hecho mella en su salud y ha perdido su cabellera rizada, asegura que seguirá luchando como siempre por aquellas causas que considera justas y no dudó en restar importancia a las críticas del sacerdote Jesús Calvo, que calificó su enfermedad como “un castigo divino” por ser gay, tras hacer visible su enfermedad. “Yo no puedo ocultar nada de mi vida, porque no tengo nada que ocultar. Soy un personaje público por mi lucha, que es de muchos, y entonces me parecía absurdo no comunicarlo cuando lo iban a presumir al día siguiente cuando se me cayera mi pelo lacio y rizado (bromea). Además, creo que hay que visibilizar la enfermedad, porque forma parte de nuestras vidas, para quien la tiene, como para quien no la tiene”.

Su marido, Jesús Santos, con el que contrajo matrimonio en 2005, es uno de sus mayores apoyos en estos momentos junto con todos los amigos que le han arropado durante estos más de tres meses desde que su médico le dio los resultados y decidió hacerlos públicos. "Jesús dice, y me emociona cuando lo dice, que estamos enfermos, estamos hoy un poquito mejor, hoy estamos más animados. Eso es asumir la vida como viene, no podemos alejarnos de lo que es la enfermedad que puedes tener tú o los demás. Incluso de la muerte. La muerte es algo natural, que tarde o temprano, en el caso de que sea natural, forma parte de nuestra vida y no podemos mirar hacia otro lado. Hay que saber desarrollar habilidades para afrontar esa realidad. Yo veo que hay mucha gente que, cuando me pregunta o trata de darme cariño, a veces no sabe hacerlo. Es algo que no se enseña en las escuelas".

Con respecto a aquellos que le criticaron por dar él mismo (en la imagen junto a Boris Izaguirre) la noticia de su cáncer, recuerda que, al ser un personaje público y además homosexual, siempre habrá personas que le cuestionen: "Ya me había visibilizado como latino en un momento en el que se discriminaba en Madrid por tener otro acento y sobre todo acento latinoamericano. Luego me visualicé como homosexual, pues también creo que era importante que la gente no presumiera, sino que conociese por mi propia boca que entraba en una nueva etapa de mi vida y la asumía de esta forma porque tenía… tengo cáncer".

Pedro, vital y positivo, aprovechó para lanzar un mensaje a quienes están enfermos de cáncer y a sus familias: "Es una enfermedad temida por muchos, pero de la que existe salida. No me considero valiente por ponerle rostro al cáncer públicamente. Sólo soy una persona que hago el día a día, como siempre. Y ahora lo llevo de la mejor manera y con la mejor sonrisa, y siempre se agradece que sea correspondida con otra".