El hijo de Adolfo Suárez se opera de cáncer este 8 de mayo

El cáncer vuelve a cebarse con la familia del expresidente del gobierno Adolfo Suárez. Un mes y medio después de su muerte, su hijo Adolfo ha anunciado que padece un cáncer en el cuello, del que se operará este jueves 8 de mayo, el mismo día en el que ingresará en el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz. Estará aproximadamente una semana en el hospital.

Lo más popular

Alfonso Suárez Illana ingresará este jueves 8 de mayo en el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid, donde será intervenido quirúrgicamente esa misma tarde, por el doctor Jesús García-Foncillas. El ingreso hospitalario estimado será de una semana y aún se desconoce si después le será aplicado un tratamiento complementario posterior con radioterapia y quimioterapia.

La información la facilitaba Fermín Urbiola, portavoz de la familia, con el siguiente comunicado:

Publicidad

D. Adolfo Suárez Illana ingresará mañana jueves 8 de mayo en el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid donde está siendo atendido por el doctor Jesús García-Foncillas del cáncer que padece localizado en el cuello y será intervenido quirúrgicamente, por la tarde, para realizarle una linfadenectomía regional cervical. El ingreso hospitalario estimado es de una semana. Posteriormente, y tras unos días de recuperación, se procederá a la cirugía del tumor primario a través de un abordaje robotizado con el objetivo de realizarle una resección tumoral. Esta segunda intervención se llevará a cabo en el Hospital Universitario Rey Juan Carlos de Madrid. Al término de cada una de las intervenciones se realizarán los estudios de los ganglios obtenidos y del tumor extirpado para valorar la conveniencia de aplicar un tratamiento complementario posterior con radioterapia y quimioterapia.

Lo más popular

La familia Suárez Illana ha vuelto a ser golpeada por el cáncer, una enfermedad que ha estado muy presente en su vida puesto que se han enfrentado a ella en varias ocasiones. Adolfo Suárez Illana, el segundo de los hijos del expresidente del Gobierno, Adolfo Suárez, que falleció el pasado 23 de marzo, y su también fallecida esposa, Amparo Illana, anunciaba esta semana que padece un tumor en el cuello, un carcinoma epidermoide de grado dos que ha "cogido a tiempo", tal y como confirmaba Urbiola.

Suárez Illana, que cumplía 50 años este 5 de mayo, confirmaba la noticia al diario ABC, al que declaraba que "efectivamente, me ha tocado la lotería. Estoy entero, estoy bien, estoy fuerte, confiado y en manos de Dios y de los médicos para salir a por ello...''. Adolfo Suárez Illana se enteró de que padecía cáncer hace tres semanas, precisamente cuando, ingresado su padre, decidió hacerse una revisión.

El abogado y expolítico se encuentra animado pues, como ha explicado, "el pronóstico es razonablemente bueno y tenemos una oportunidad fantástica para pelear".

El pasado viernes, 2 de mayo, Adolfo Suárez Illana tenía una cita en la sede del Gobierno de Madrid para recoger la Medalla de Oro de la Comunidad otorgada a su padre a título póstumo, pero no acudió. La familia Suárez Illana excusó la ausencia y pidió recoger la medalla otro día. Ahora sabemos los motivos que les llevaron a ello.

El cáncer, una lucha constante en la vida de los Suárez

La relación del cáncer con la familia del primer presidente de la democracia en España ha sido larga y muy dura. La esposa de Adolfo Suárez, Amparo Illana, luchó contra un cáncer de mama desde 1994 hasta su fallecimiento en 2001. Las tres hijas del matrimonio también han padecido esta enfermedad. La mayor de ellas, Mariam, falleció en 2004 tras luchar durante once años contra otro cáncer de mama que le fue diagnosticado durante su segundo embarazo.

Las otras dos hijas del expresidente, Laura y Sonsoles, también se las vieron con el cáncer, al que han logrado vencer: Laura fue intervenida de un cáncer de mama en 2012 y Sonsoles superó la misma enfermedad en 2004.

En la imagen, Amparo Suárez Illana con su hija mayor, Mariam, ambas fallecidas tras una larga lucha contra el cáncer de mama; y Sonsoles, la pequeña de la familia, que ha logrado superar la misma enfermedad.