Raquel S. Silva esquiva a los padres de su marido en la declaración por su muerte

La presentadora ha prestado declaración ante un fiscal italiano en Madrid por la trágica muerte de su esposo, Mario Biondo. Los padres del cámara han estado en los pasillos del juzgado pero no se han cruzado. También han declarado el representante de Raquel Sánchez Silva y su asistenta, quien encontró el cuerpo sin vida de su marido, entre otros testigos.

Lo más popular

Después de muchos intentos, los padres de Mario Biondo, Santina Dalessandro y Pippo Biondo, han conseguido sentar a Raquel Sánchez Silva en el banquillo. Desde que el cámara falleciera, el 30 de mayo de 2013, sus padres se han movilizado para que el caso se reabra en Italia y lo han conseguido puesto que se está investigando.

La justicia italiana ha querido contar con las declaraciones de la presentadora, que ha declarado ante el fiscal de Palermo, Calogero Ferrara, en la mañana de este jueves 13 de junio. Era el reencuentro cara a cara de Raquel con quienes fueran sus suegros, con quien su relación se rompió tras la trágica muerte de su marido, ya que éstos acudían a los Juzgados de primera Instancia de Plaza Castilla, donde tenía lugar la declaración.

Publicidad

Además de Raquel, quienes también han prestado declaración ante el fiscal eran el tío de la presentadora, su representante Guillermo Gómez, la persona de servicio que encontró el cuerpo del italiano, Vilma Graciela, dos amigos de la pareja y una vecina del inmueble donde el cámara se quitó la vida.

Los Biondo se han mostrado muy afectados. Santina y Pippo, que han acudido apoyados por un equipo de la televisión italiana, siguen creyendo que su hijo fue asesinado y lo único que piden es que el caso se reabra en España. No ha habido contacto directo con quien fuera su nuera ya que al no estar llamados a declarar no se les permitía el acceso a la sala. En todo momento estuvieron en el pasillo.

Lo más popular

Raquel comenzaba la declaración a las 9.30 horas y respondía a preguntas sobre el pasado de su esposo, sobre su relación y sobre lo que hizo el día de su muerte. La presentadora abandonaba los juzgados por la puerta de atrás, en un vehículo, al igual que su representante. Quienes sí se han dejado ver pero han preferido guardar silencio a la salida de su declaración han sido la entonces asistenta de Mario y Raquel y la vecina del matrimonio.

Al parecer, tras las declaraciones no se ha logrado ningún indicio que permita avanzar en las teorías de la familia Biondo pese a que a la salida de los juzgados insistían en negar el suicidio como casusa de la muerte de su hijo.