Los Reyes despiden a Miguel Pajares, el sacerdote fallecido por ébola

El cooperante Miguel Pajares, de 75 años, repatriado el pasado 7 de agosto desde Liberia para ser tratado de ébola en el hospital Carlos III de Madrid, falleció el martes a causa del virus, Tras ser incinerado, sus cenizas descansarán en el panteón de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios. Los reyes Felipe y Letizia han enviado una corona de flores al funeral por al alma del sacerdote, celebrado en Madrid.

Lo más popular

La vida ha sido muy cruel con el sacerdote Miguel Pajares. Tras toda una vida dedicada a los demás, ésta no le ha dado una segunda oportunidad. El cooperante y religioso español se contagió de ébola mientras trabajaba en un hospital de Monrovia (Liberia) y, a pesar de haber sido trasladado a España y tratado con una vacuna experimental muy prometedora, su avanzada edad y algunas complicaciones de corazón y otras afecciones que padecía en combinación con el mortal virus han terminado por segar su vida. Tenía 75 años.

Publicidad

Pajares llegó a España el pasado jueves 7 de agosto para ser tratado en el hospital Carlos III de Madrid, donde se estableció un férreo protocolo de seguridad por la peligrosidad del ébola, y murió cuando cumplía su quinto día de ingreso hospitalario. Durante estos días fue tratado con el fármaco experimental estadounidense Zmapp, el mismo con el que son tratados los dos estadounidenses repatriados y que aún no había sido testado en humanos. En su caso, no sirvió de nada.

Lo más popular

El mismo martes, horas después de su muerte, sus restos mortales eran incinerados en el crematorio de Villalba, en Madrid. No se le realizó autopsia por la alta carga viral de los fluidos corporales y el traslado se hizo en un ataúd hermético sellado con zinc como medida de seguridad. Además, el cuerpo se cubrió con una sábana especial.

El funeral por el alma de Miguel Pajares se celebraba a las 11.30 horas de este miércoles en el hospital San Rafael de Madrid, propiedad de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, a la que pertenecía el religioso.

Las cenizas del Pajares serán enterradas en el panteón de la congregación religiosa, tal y como era el deseo del sacerdote, que era natural de La Iglesuela (Toledo).

Los reyes Felipe y Letizia se han querido sumar al dolor por la pérdida de una persona tan generosa, que vivió su vida completamente dedicado a los demás, y han enviado una corona de flores como reconocimiento a su labor y entrega.

Momento en el que llegaban las cenizas del padre Miguel Pajares al hospital San Rafael de Madrid, donde se celebraba el funeral.

La urna con las cenizas de Miguel Pajares presidían la eucaristía.

Al funeral asistía la ministra de Sanidad, Ana Mato.

El padre Ángel, de 'Mensajeros de la Paz' también ha estado en el funeral.