Alfonso Díez, muy preocupado por la delicada salud de la duquesa de Alba

El marido de la duquesa de Alba volvió a Palencia, su tierra natal, para ejercer de pregonero en la fiesta del Palentino Ausente. Allí se emocionó al hablar de la delicada salud de doña Cayetana.

El pasado sábado 30 de septiembre, Alfonso Díez, regresó a Palencia, su ciudad natal, para participar en el XIX Día del Palentino Ausente. El marido de la duquesa de Alba ejerció de pregonero en esta fiesta tiene como objetivo homenajear a todos aquellos paisanos que viven fuera de Palencia. 

En un principio estaba previsto que le acompañara doña Cayetana, pero sus problemas de movilidad no se lo permitieron, aunque las primeras palabras de Alfonso Díez fueron para ella: "Cuando decidí aceptar ser el pregonero le pedí a San Antolín que no hubiera ningún percance en mi vida que pudiera impedirlo, que la salud de Cayetana me permitiera estar aquí con vosotros porque los últimos meses han sido un poco complicados", expresó visiblemente emocionado.

Publicidad

En los últimos tiempos los problemas de salud de la duquesa, de 88 años, han limitado enormemente sus apariciones públicas. Sin embargo, no la han impedido disfrutar de unas vacaciones en San Sebastián junto a Alfonso, el pasado mes de julio. Allí recibieron la visita de Cayetano Martínez de Irujo y sus dos hijos, los mellizos Luis y Amina, y su hija, Eugenia Martínez de Irujo. 

Alfonso Díez nació en el seno de una familia palentina hace 64 años. Su padre, José Díez, era militar de infantería, y su madre, Pilar Carabantes, ama de casa. Su abuelo materno era el dueño de la fábrica de chocolate San Antolín, y años después de su muerte el ayuntamiento le dedicó una calle.