Sara Carbonero muestra sus imperfecciones en apoyo a Tania Llasera

La semana pasada Tania Llasera explicaba en su Twitter la razón de su aumento de peso: había dejado de fumar hace nueve meses. Y lo contaba orgullosa, sintiéndose 'bien, guapa y sexy'. La enorme repercusión que ha tenido la declaración de la presentadora ha hecho a Sara Carbonero romper una lanza a su favor y subir a su blog un post, muy aplaudido, en el que muestra sus imperfecciones.

Lo más popular

Tania Llasera arrasó en las redes sociales la semana pasada por hablar sin tapujos de su aumento de peso. La presentadora, cuyo cambio de figura había sido muy comentado en los últimos meses, acababa con todos los rumores para decir que sí, que había engordado, que lo había hecho porque había dejado de fumar hace nueve meses y que se sentía orgullosa de ello: ''Me siento bien, me siento guapa y sexy incluso. ¿Qué más da la talla? La belleza no es 1 talla. Soy como soy y me quiero. #amorpropio. Para mí la #salud es sexy'', gritaba a los cuatro vientos.

Publicidad

Sus palabras levantaban una enorme polvareda con miles de mensajes de apoyo a la presentadora en las redes sociales y algunos, los menos, muy críticos y duros con su aumento de peso.

Los mensajes de apoyo no sólo han sido de anónimos también de famosas, como Sara Carbonero, que ha defendido a su compañera de Mediaset en su blog de la revista Elle 'Cuando nadie me ve'. Bajo el título 'Benditas imperfecciones', Sara rompía una lanza a favor de Tania mientras mostraba orgullosa dos imágenes de sus brazos, con una cicatriz y una mancha.

Lo más popular

''Probablemente la gente que pasa su tiempo escribiendo comentarios atacando el aspecto y las imperfecciones de los demás no piensa que quizá el día de mañana tengan hijos y a lo mejor sus hijos se convierten algún día en víctimas de estos ataques que pueden crearles en un momento de debilidad miedos e incluso traumas. No todas las personas somos igual de fuertes. Miramos a los demás porque no sabemos mirarnos nosotros'', escribe.

''Yo todavía no he recuperado por completo mi cuerpo de antes de ser madre. Me falta un poquito. Uso una talla más y me encuentro en el momento más feliz de mi vida (...). No somos robots perfectos diseñados por ordenador (...) Gracias a Dios todos somos imperfectos, únicos, auténticos y especiales. Sólo hay que aprender a querernos tal como somos''.

En su post, Sara, que recuerda un lema budista (''intentar gustar a todo el mundo nos hará infelices''), cuenta también otro caso que le ha impactado mucho, el de la periodista Carme Chaparro, a quien también defiende. Carme contaba en su blog días atrás que se había enamorado de un vestido con el que quería ir a un photocall y el diseñador le soltó: ''Este vestido no es para ti. No es para tu cuerpo. No te cabe''.