Eugenia Martínez de Irujo se sincera

La duquesa de Montoro no quiere tener ocupado su corazón. "Estoy muy bien como estoy, fenomenal. Ahora mismo no me hace falta", afirma Eugenia Martínez de Irujo, que reconoce que no tiene ningún prototipo de hombre, al que sólo pide "que me haga reír". De su familia, se muestra encantada con la etapa que atraviesa su hija Tana, que acaba de cumplir 15 años, y dice que hablan mucho de chicos y comparten confidencias "aunque hay que poner un límite". Sobre su madre, la duquesa de Alba, confirma que se encuentra "bien, estable, en Sevilla", y sobre su hermano Cayetano señala que "le veo muy contento, que es lo principal" al preguntarle por su novia, Melanie Costa, de la que dice "es encantadora".