Teresa ya ha podido abrazar a su marido y al personal del hospital

La auxiliar de enfermería, superado el ébola, ya ha salido del aislamiento en el Hospital Carlos III de Madrid y ha sido trasladada a una habitación convencional en la quinta planta del centro.

Teresa Romero ya puede compartir la felicidad de haber superado el ébola con sus compañeros y familiares. La auxiliar de enfermería ha sido trasladada a una habitación convencional en la quinta planta del Hospital Carlos III después de que los últimos análisis confirmaran que no hay restos del virus del ébola en sus fluidos corporales.

Teresa se encuentra ahora en la misma habitación en la que permanecieron en cuarentena el resto de pacientes que se mantenían en observación al padecer alto riesgo de contagio. 

Publicidad

Una vez fuera del aislamiento, la auxiliar de enfermería ha podido abrazar a sus compañeros y a su marido, Javier Limón, después de permanecer 28 días totalmente aislada. No podrá reencontrarse, en cambio, con su perro Excalibur, que fue sacrificado.

Teresa Romero, de 44 años, se convirtió a principios de este mes en el primer caso de contagio de ébola fuera de África. La auxiliar de enfermería contrajo la enfermedad cuando trataba al misionero Manuel García Viejo, fallecido el pasado 25 de septiembre, tras infectarse de ébola en Sierra Leona.

Lo más popular

El pasado 21 de octubre, la auxiliar quedó libre del virus en sangre, aunque los médicos prefirieron que continuara aislada unos días más para corroborar con nuevos análisis la ausencia del ébola en su organismo.

Por otra parte, en una entrevsta en el programa 'Un tiempo nuevo', el marido de Teresa, Javier Limón,  contó cómo fue el reencuentro con su mujer: "La 5ª planta ha sido una fiesta. Le han puesto globos y dentro de algunos han puesto mensajes. Me ha pedido que los explotara para ver los mensajes".