Raquel Sánchez Silva llora su pena en Formentera

Una semana después de dar el último adiós a su marido en un sentido entierro en la isla italiana de Sicilia, de donde Mario Biondo era natural y donde contrajeron matrimonio, Raquel Sánchez Silva ha huido de nuevo Madrid y de los malos recuerdos. La presentadora se ha escapado a Formentera acompañada de su madre en busca de tranquilidad y paz para asumir la fatal pérdida. Según parece, era un viaje que Raquel iba a realizar con Mario con motivo de su primer aniversario de boda, pero que ha terminado de una manera muy distinta a la esperada.