Isabel Pantoja agradece el apoyo que amigos y anónimos le ofrecen

La cantante, que está esperando la resolución judicial de la Audiencia de Málaga, envió un mensaje a Terelu durante la emisión de '¡Qué tiempo tan feliz!' para agradecer las palabras de apoyo de José Luis Moreno.

Mientras espera la resolución judicial de la Audiencia de Málaga sobre su petición de súplica para eludir la cárcel, la tonadillera ya tiene todos sus asuntos personales y profesionales organizados. Su mayor preocupación era encontrar a alguien que se ocupe de su madre durante su ausencia, algo que ya tiene solucionado.

A pesar de que su privación de libertad ya es prácticamente una realidad, sus amigos y familiares están haciendo campaña para clamar justicia en favor de Isabel Pantoja. Sus hijos, Kiko y Chabeita, han volcado todos sus esfuerzos en las redes sociales con el 'hashtag' #Pantojalibertad. "No al acoso mediático, basta ya de este linchamiento. Que se busquen a otra", escribía el hijo de la tonadillera hace unos días.

Publicidad

Pero Isabel no sólo está recibiendo el apoyo de sus familiares, sino que amigos como Falete o José Luis Moreno también han salido en su defensa. Este último, que acudió como invitado al programa '¡Qué tiempo tan feliz!', declaró que “cuando hay grandes nombres en este país que se han llevado dinero comprobado, pero millones y millones, y que están sueltos y amenazando, entonces dices: ¡Qué pena lo de Isabel”. Ante estas palabras, la tonadillera contactó con el programa a través de un mensaje enviado a Terelu, en el que agradecía el cariño del productor y de todas las personas anónimas que han tratado de evitar su entrada en prisión con aportaciones económicas.

Lo más popular

Los abogados de la artista presentaron la pasada semana el recurso de súplica ante la fiscal encargada del caso, aunque lo más probable es que sea rechazado. De ser así, podría recibir la orden para entrar en prisión esta semana. Los centros penitenciarios en los que podría ingresar Isabel son la cárcel de Alcalá de Guadaira, en Sevilla, y la de Estremera, situada a 73 kilómetros de Madrid.