Samantha y Colate comparten fogones

Nicolás ha visitado el plató de ''El toque de Samantha'', el programa que su hermana presenta en Canal Cocina. En el espacio, confiesa que lo que más echa de menos en Miami es la carne, que habitualmente cocina arroz para su hijo y que recientemente hizo a su pequeño pescado con salsa teriyaki.

Lo más popular

Nicolás y Samantha Vallejo-Nágera han demostrado ser unos hermanos muy bien avenidos. El empresario, que ha fijado su residencia en Miami, donde está su hijo, de quien no se quiere separar, aprovechó uno de sus viajes a Madrid para aceptar la invitación de su hermana de acudir al plató de ''El toque de Samantha'', el programa que ella presenta en Canal Cocina.

En plena batalla por la custodia de su hijo y después de que su ex, Paulina Rubio, le haya acusado de no cuidar a su hijo como debe y de insultarla, para Colate su viaje a la capital, donde está muy arropado por su familia, ha sido un remanso de paz.

Publicidad

En un ambiente muy distendido y divertido, los dos hermanos hablan de sus habilidades y hábitos culinarios mientras recuerdan anécdotas relacionadas con la gastronomía y cocinan ''Tartar de tomate con huevo y salsa de perejil'' y ''Arroz con marisco''. El espacio se emite el 19 de febrero en distintas franjas horarias (9:00, 14:00, 20:00 y 00:00).

Colate, relajado, espontáneo y natural, confiesa que en Miami lo que más echa de menos es la comida, ''toda la comida'': ''Carne como en España no hay en ningún lado –asegura–. Soy carnívorno, me encanta la carne. Y como con vino tinto español. Allí vas al supermercado y ves unas lechugas preciosas que te saludan cuando pasas, unos tomates preciosos, pero luego te los tomas y no saben a nada''.

Lo más popular

Su plato estrella, el pollo con pechuga

Muy divertido, Nicolás niega, ante el escepticismo de su hermana, que no haya cocinado nunca: ''Samantha, prácticamente todo lo que sabes te lo enseñé yo'', aclara mientras explica que, aunque su experiencia no es muy variada, tiene un plato estrella, la pechuga de pollo con ensalada: ''Cuando vives solo lo normal es hacerte una pechuga''.

Otro plato que cocina habitualmente es el arroz, pero es para su hijo: ''A mí no me gusta mucho el arroz''. El pequeño debe ser un buen comedor a juzgar por el plato que cuenta Colate que le hizo: pescado con salsa teriyaki. Aunque ante las risas de su hermana, confiesa que, en realidad, compró la salsa.

Samantha avanza que de niños, cuando podían elegir un capricho, él siempre pedía fresas y ella, boquerones en vinagre. Pero a su hermano, como él mismo ha confesado, lo que de verdad le gustaba ya de niño era la carne ''con salsa de mantequilla y perejil, como lo hacía nuestro abuelo''.

Dentro de los recuerdos, también destaca el de Colate, cuando cuenta que su peor experiencia en cuanto a gastronomía se refiere tuvo lugar durante la mili: ''Ahí sí que cocinábamos bien. Hice la mili dando la vuelta al mundo en el navío Juan Sebastián Elcano. Eran 252 días navegando y 278 personas a bordo. ¡Imagínate cómo era la comida! En mi época ya era todo en polvo. Comías fresco los primeros cinco días, luego comías arroz con puré de patata''.