Raquel Bollo, la única en romper el silencio del clan Pantoja

Prácticamente nulas han sido las reacciones públicas de familiares y amigos en las redes sociales en torno al ingreso de la tonadillera en la cárcel. Cuando habían hecho una fuerte campaña para intentar evitar que Isabel entrase en prisión, parece que ahora han hecho un pacto de silencio. Sólo ha hablado su amiga Raquel Bollo.

Lo más popular

En la mañana de este 21 de noviembre Isabel Pantoja entraba en la cárcel de Alcalá de Guadaira, en Sevilla. Se esperaba que sus hijos hablasen a través de sus perfiles personales en las redes sociales, ésos que tanto han usado en los últimos meses para lanzar una campaña de apoyo para evitar el ingreso de su madre en prisión.

Sin embargo, ha habido silencio total. Ni Agustín Pantoja, que ha dejado lloroso a su hermana en la cárcel, ni sus hijos han querido hablar. Su familia se ha quedado ''huérfana'', rota. Ella era la gran matriarca de Cantora y ahora será Agustín el que tenga que tomar las riendas. Preocupa, sobre todo, doña Ana, la madre de Isabel. La tonadillera ha pedido a sus hijos que no se separen de ella. La ausencia de Isabel podría alargarse hasta dos años, el tiempo de su pena, aunque a partir de que cumpla una tercera parte de su condena podría empezar a disfrutar del tercer grado.

Publicidad

El último twitt de Kiko en su perfil sobre su madre se remonta al 19 de noviembre, cuando conocieron que tenía 72 horas para ingresar. ''Ya se acabaron los problemas para los españoles no? Ya toda españa es feliz? Ejemplarizante? Odio este pais'', decía indignado junto a esta imagen que él mismo lanzó hace unos días.

Lo más popular

El último mensaje de Chabelita, por su parte, se remonta al 18 de noviembre: ''Ayer, hoy, mañana y siempre, eternamente a tu vera Mamá'', decía en su Twitter.

La única que quiso mandar un mensaje de apoyo en la tarde del jueves, cuando se sabía que quedaban sólo unas horas para su ingreso en prisión, fue su gran amiga Raquel Bollo, que decía en su Twitter: ''Estuvistes en los momentos más difíciles de mi vida...... ahora me toca a mí..... TE KIERO!!!'', decía. Acompañaba a sus palabras una imagen en blanco y negro junto a la tonadillera.