Jaime de Marichalar: ''Felipe no ha tripitido, ni es simpatizante de Podemos''

Jaime de Marichalar está muy molesto con ciertas informaciones que se han publicado sobre su hijo. Por ello, este mismo martes negaba en la puerta de su domicilio estas afirmaciones: “Son mentiras que hacen mucho daño a un adolescente”, aseguraba además de desmestir el hecho de que Froilán hubiese tripitido o que fuese simpatizante de Podemos.

 

Lo más popular

A Jaime de Marichalar no le ha sentado nada bien la información que se ha publicado en los últimos días sobre su hijo Froilán. “Son mentiras que hacen mucho daño a un adolescente”, aseguraba este martes el exmarido de la infanta Elena a las puertas de su domicilio.

 “Mi hijo Felipe no ha ‘tripitido’ ni es simpatizante de Podemos. No me explico cómo se pueden hacer esas afirmaciones tan a la ligera. Me parece escandaloso. Felipe está en una edad muy complicada en la que cualquier comentario le afecta. Lo está pasando mal y no hay derecho”, afirmaba Marichalar con el semblante muy serio.

Publicidad

Jaime intentó así zanjar la noticia publicada por 'La Razón', en la que se aseguraba que Felipe Juan Froilán estaba fascinado por los mensajes revolucionarios de Podemos. La información habría sentado muy mal a doña Elena y a Jaime, que "no entienden que su hijo ocupe titulares con informaciones impropias de un joven de su edad y que afecta a su día a día". De hecho el día que se publicó la posible afinidad de Froilán a Podemos, el primer nieto del Rey se convirtió en ''trending topic'' en las redes sociales, propiciando que se publicaran varios memes mofándose de tal posibilidad.

Lo más popular

El hijo de la infanta Elena y Jaime de Marichalar estudia desde el pasado verano en el Colegio Episcopal Sagrada Familia situado en Sigüenza (Guadalajara). Desde entonces, a Froilán se le ve mucho más tranquilo y, al parecer, su expediente académico habría mejorado considerablemente. Se dijo que esta inscripción venía motivada por el hecho de que el adolescente, de 16 años, había vuelto a suspender todas las asignaturas. “No era verdad. Me duele cuando lo veo triste y me dice: Papá, pero cómo se pueden inventar esas cosas, si yo no le he hecho nada malo a nadie. ¿Por qué se meten conmigo?".