Los restos mortales del hermano de Paloma Cuevas serán incinerados en Nochebuena

Victoriano, a quien llamaban cariñosamente ''Nano'', ha fallecido este lunes 22 de diciembre a los 41 años en el hospital San Rafael de Madrid, donde ingresó con principio de neumonía. La capilla ardiente se abrirá este martes 23 de diciembre a las 17 horas en el tanatorio de la M-30, después de habérsele practicado la autopsia.

Victoriano Valencia, que llevaba el mismo nombre que su padre, ha muerto inesperadamente este 22 de diciembre dejando rota a su familia. El joven, de 41 años, ha fallecido en el hospital San Rafael de Madrid, donde había ingresado con principio de neumonía. El hijo del ganadero empezó a sentirse mal y a toser sangre después de un fuerte ataque de tos por lo que la familia decidió llevarle al hospital pensando en una neumonía. Cuando los médicos pensaban que ya había superado la afección, fallecía repentinamente de un infarto a las 6 de la mañana.

Publicidad

El hijo del ganadero estaba operado del corazón, pero lo tenía controlado.

Los restos de Nano serán trasladados al tanatorio de la M-30 de Madrid, tras practicársele la autopsia, donde a las 17 horas de este martes se abrirá la capilla ardiente para que familiares y amigos, desolados por su repentina muerte, le den su último adiós. En una fecha tan familiar como la del 24 de diciembre, sus restos serán incinerado.

Nano, que estaba casado, era el único hijo varón del ganadero Victoriano Valencia y su esposa, Paloma Díaz, que se casaron en 1971. Paloma, casada con Enrique Ponce, es la hermana mayor y sólo se llevaba un año con Nano. Paloma tiene otra hermana pequeña, Verónica, nacida en 1981, que el pasado junio se casó con Manuel Pino.