El nuevo Ortega Cano: pide perdón a la familia de Parra y habla de boda con Ana Mª

El exdiestro ha recordado a la familia de Carlos Parra tras abandonar la cárcel de Zuera, de Zaragoza, en un permiso penitenciario de seis días en los que está disfrutando de toda su familia. Además, ha sorprendido hablando de su deseo de casarse con Ana Mª Aldón, la madre de su hijo pequeño. Lo harán cuando abandone definitivamente la prisión.

Lo más popular

José Ortega Cano abandonó el pasado 5 de enero la prisión de Zuera, en Zaragoza, para disfrutar de un permiso de seis días después de haber permanecido encerrado ocho meses. Tras su salida, el exdiestro se trasladó de inmediato a su domicilio familiar situado en una urbanización a la afueras de Madrid en los que está acompañado de Ana María Aldón –su fiel compañera–, José Fernando –que ha obtenido permiso estos días en la clínica López Ibor para estar con su padre–, Gloria Camila y el pequeño José María, fruto de su unión con Ana María Aldón.

Publicidad

Durante estos días de libertad, José Ortega Cano ha tenido unas palabras para la familia de Carlos Parra. El exdiestro ha pedido perdón a la familia de Carlos Parra, que falleció en el accidente de tráfico por el que Ortega Cano está cumpliendo su pena en la cárcel. “Cuando se está cumpliendo una condena, asumes todo. Por supuesto el perdón está asumido y yo pido voluntariamente perdón a la familia, no ahora sino desde que pasó. Le rezo porque soy una persona muy creyente. Ha sido un accidente, quiero ponerme a disposición de la familia como siempre”, ha dicho.

Lo más popular

''No hay mal que por bien no venga''

El extorero también habló sobre sobre su experiencia dentro de prisión: "Es una cosa que hay que llevarla para adelante y afortunadamente físicamente me encuentro bien. Hay mucho tiempo para pensar y madurar el futuro de mi vida y mentalmente me encuentro muy bien. La verdad es que no hay mal que por bien no venga".

Los cambios físicos que ha experimentado José Ortega Cano en estos meses son palpables: ha perdido unos cuantos kilos y su pelo está oscurecido, a lo que hay que sumarle una barba y un look mucho más informal al que normalmente nos tiene acostumbrados.

A lo largo de estos días ha tenido oportunidad de encontrarse con su hijo José Fernando, que sigue un tratamiento en la clínica López Ibor, por lo que sus visitas a prisión han sido contadas. “Está cambiado del todo ya”, comentó también el exdiestro orgulloso y feliz.

Por su parte, su pareja, Ana María Aldón, que salió a hacer algunas compras, comentó que había encontrado a José "muy guapo".

Hasta el próximo domingo antes de las once de la mañana, cuando tiene que ingresar de nuevo en prisión, José Ortega Cano podrá estar con los suyos, algo que llevaba esperando durante mucho tiempo. Queda saber ahora cuándo le concederán el tercer grado penitenciario, por el que continuaría cumpliendo su condena en un régimen de semilibertad. Éste no se producirá hasta que cumpla una tercera parte de su condena, que se producirá en febrero. El lunes el equipo penitenciario que hace el seguimiento de su evolución valorará cómo ha sido de beneficioso el permiso, pero hay otros condicionantes para que reciba el tercer grado, como asumir el delito que se ha cometido. Cuando Ortega Cano ingresó en prisión, no reconoció que había bebido. Además, Ortega Cano podría pedir este mismo lunes un nuevo permiso penitenciario. A lo largo del 2015 puede disfrutar de 36 días, 18 a lo largo de cada semestre.

Unos días muy intensos

José Ortega Cano está saboreando al máximo estos días, que está viviendo con gran intensidad desde el primer momento, cuando fue recibido con una gran pancarta con la que le esperaban sus hijos y en la que ponía: “Papá, eres nuestro mejor regalo”.

Después, todos juntos fueron a comer a un restaurante cercano. Tras disfrutar de la comida se trasladaron a la casa que tiene el extorero a las afueras de Madrid. En su chalet soplan aires de celebración, de reencuentro familiar con sus hermanos y cuñados y mucho ajetreo de coches. Ana María Aldón y Ortega Cano, que debería acudir a firmar cada día a una comisaría cercana, han salido dos veces de su hogar.

Además, José Ortega Cano y Ana María Aldón están pensando en boda. Según el propio exdiestro, quieren pasar por el altar después de la salida definitiva del torero de la cárcel. Además de casarse, José Ortega Cano tiene entre sus planes seguir con sus negocios.

Por otra parte, Gloria Camila ha presentado de forma oficial a su novio a su padre, que aún no le conocía.