El misterioso testamento de la Duquesa de Alba se anulará

En 1973 la Duquesa de Alba redactó y entregó un testamento al notario Beltrán Ballarín con la condición de que se abriera tras su muerte. Finalmente, el misterioso documento será abierto y destruido ya que queda anulado con el último que ha realizado en 2011.

Poco más de un mes después del fallecimiento de la Duquesa de Alba, a quien despedimos el pasado 20 de noviembre, salía a la luz la existencia de un nuevo testamento que doña Cayetana redactó en 1973, cuando acababa de enviudar de Luis Martínez de Irujo. La Duquesa en persona acudió al despacho del notario Beltrán Ballarín para hacer entrega del documento en un sobre lacrado y sellado con la condición de que éste sólo podría ser abierto tras su muerte.

Publicidad

A finales del pasado mes de noviembre la notaría comunicó la existencia de este sobre al decanato de los juzgados de Plaza de Castilla de Madrid junto con un acta notarial con la firma de varios testigos. Al conocerse la existencia de este documento el juez de Primera Instancia número 81 de Madrid ordenó que se buscase a algunas de esas personas.

Finalmente, se ha sabido que el testamento quedará anulado. En un plazo de dos semanas el testamento se abrirá y se destruirá, ya que después de este documento se hicieron cinco más, el último firmado en 2011, que es el válido.