Torres: "El abogado de Iñaki me ofreció dinero y trabajo a cambio de asumir más culpas"

El exsocio de Iñaki Urdangarín en la 'Fundación Nóos' ha atizado el fuego del 'Caso Nóos'. En su primera entrevista afirma que todos en Casa Real sabían y participaban de las actividades de esta organización sin ánimo de lucro que recibió seis millones de euros de las Administraciones Públicas y asegura que intentaron comprarle para que echara todas las culpas sobre sus espaldas.

Lo más popular

Tras varios años de silencio, el socio de Iñaki Urdangarín en la Fundación Nóos, el abogado Diego Torres, ha hablado públicamente del caso que lo va a sentar en el banquillo de los acusados junto al duque de Palma  y su esposa, la infanta Cristina. Y no deja títere con cabeza.

En una entrevista en Vanity Fair, Torres afirma con rotundidad que no sólo que Casa Real sabía a qué se dedicaban en Nóos, sino que también participaba. El excolaborador de Urdangarín en esta sociedad sin ánimo de lucro, a través de la que se habrían embolsado fraudulentamente más de 6 millones de euros de las administraciones públicas, cometiendo de paso otros delitos como prevaricación, estafa, blanqueo de capitales o fraude fiscal, explica también que "el rey Juan Carlos hizo gestiones para conseguir 110 millones de euros. Todo está por escrito. Ayudó la infanta Cristina, ayudó García Revenga... ayudaron todos".

Publicidad

En la entrevista, de más de seis horas de duración, Diego Torres, que se enfrenta a 16,5 años de prisión en un juicio que se prevé pueda comenzar a finales de este año o principios de 2016, afirma que tanto Iñaki Urdangarín como otros trataron de convencerlo para que se echara todas las culpas: "El abogado de Iñaki me ofreció 200.000 euros y un trabajo en Telefónica en Argentina a cambio de asumir más responsabilidades en el caso. Otros llegaron al millón".

Lo más popular

Ataca a Urdangarín
Del cuñado de Felipe VI, este abogado también habla para atacarlo y dudar de su formación y cualidades profesionales al decir que "era un paquete: los conocimientos deportivos, los contactos... ¿Cómo puedes valorar qué parte viene del mundo del deporte o de la Casa Real? Es muy difícil...". Por contra, lo defiende al afirmar que le dieron permiso para tener  negocios privados: “¡Pues que le hubieran dicho que no podía trabajar! ¡Y al pobre Iñaki le hubieran hecho un gran favor! ¡Pero es que le dijeron que sí, nos lo supervisaron, nos dijeron que estaba todo perfecto! ¿Y ahora nos lavamos las manos”...

Torres también se atreve a meter a la política por medio de este caso al contar que "Pepe Blanco -exsecretario Organización Partido Socialista- medió para que el PSOE de Baleares no pidiera una comisión de investigación parlamentaria sobre el Illes Balears Fòrum", una de las entidades investigadas con la que pudieron lucrarse fraudulentamente él y Urdangarín.

Diego Torres, que conoció a Iñaki cuando le dio clase en la escuela de negocios ESADE una vez que éste abandonó su carrera profesional en el balonmano, también desvela que "en ocasiones he temido por mi vida". Cuenta que "un día llegué a casa y encontré la instalación eléctrica descolgada. No sé si estaban poniendo el micrófono o quitándolo"...

Pese a las acusaciones contra Casa Real y situarla de dentro de la trama, Torres sostiene que hicieron bien las cosas y habla de que espera que no lo reconozcan: "Quizá negarlo todo y echarle la culpa a los demás es una estrategia básica y esperable, pero no lo entiendo. Lo hicimos bien, lo supervisaron y lo podemos demostrar... Las cumbres de Valencia y Baleares -las investigadas que han terminado por sentarlos en el banquillo- fueron deficitarias para el Instituto Nóos. Pero el objetivo era hacerlas, no lucrarse", señala.