Lolita Flores y Pablo Durán ya viven separados

Lolita Flores y Pablo Durán han puesto fin a su matrimonio después de casi cinco años. La pareja no ha podido superar la fuerte crisis que ha atravesado en los últimos meses. Mila Ximénez ha sido la encargada en sacar a luz la noticia en ''Sálvame diario'', confirmando que el cubano ya no vive en la residencia familiar.

Lo más popular

Lolita Flores y Pablo Durán han puesto fin a su matrimonio después de cinco años. La pareja no ha podido superar la crisis tan grave que ha sufrido su relación en los últimos meses. La noticia la ha confirmado la colaboradora de ''Sálvame diario'' Mila Ximénez: ''Una vez vino al ''Delexu'' Lolita a contar que Pablo estaba pasando por un momento delicado. Parece ser que es imposible y no se ha podido arreglar. Pablo ya está fuera de casa. Pablo vive en un sitio cerca de un bar que ha montado en La Latina''.

Publicidad

La cantante le ha pedido a la colaboradora televisiva que por favor trate el tema con cariño, que se ha intentado salvar el matrimonio por todos los medios, pero que la convivencia era absolutamente difícil. ''Se acabó, no hay vuelta atrás y cuando Lolita da un paso, la vuelta atrás no tiene sentido'', sentenciaba Mila.

La colaboradora Gema López también añadía información: ''Me cuentan que dentro de que no lo está pasando bien, sí es cierto que todo ha sido muy amistoso porque ha sido un desgaste progresivo. Se encuentran mejor de lo que estaban, de alguna manera. La decisión se ha tomado porque de alguna manera Pablo se ha centrado, tiene un nuevo camino en su vida y creo que ellos esperaron el momento para que él no se viera abocado a depender de ella. A mí él me parece un tío sensible y que siempre ha hablado bien de ella''.

Lo más popular

Lola Flores y Pablo Durán se dieron el ''sí, quiero'' frente a más de 400 invitados en una romántica ceremonia celebrada en Madrid el 14 de mayo de 2010. La pareja pone fin así, de una manera amistosa, a una relación que comenzó en el año 2005.

Se conocieron hace diez años en la obra de teatro ''Ana en el trópico'', en la que ambos compartían protagonismo. El actor cubano se convirtió desde entonces en su mejor apoyo, sobre todo en los delicados momentos a los que se enfrentó en diciembre de 2009, cuando la operaron de cáncer de útero. ''Ha hecho todo lo posible por hacerme la vida agradable'', dijo entonces Lolita.

Junto a él, ha hecho frente a los problemas económicos que tuvo tras haber creado una línea de productos textiles que no tuvo el éxito esperado. Las deudas que conllevó este mal negocio fueron tan grandes que la artista tuvo que vender su chalet de Soto de La Moraleja y mudarse junto a su familia a otra vivienda de alquiler en la misma zona, Alcobendas. Quizás todos estos problemas han sido los detonantes de una ruptura anunciada que la pareja ha intentado subsanar por todos los medios.

Se trata del segundo matrimonio roto de Lolita, que en agosto de 1983 se casó con Guillermo Furiase. La pareja, que se separó en 1995, tiene dos hijos: Elena y Guillermo.