Raquel Mosquera, embarazada de su segundo hijo

La viuda de Pedro Carrasco espera un hijo junto a Isi, su novio nigeriano con quien sale desde la pasada primavera. Embarazada de 11 semanas, Raquel Mosquera dará un hermanito a su primogénita, Raquelita, fruto de su matrimonio con Tony Anikpe.

Lo más popular

Raquel Mosquera parece haber dejado atrás definitivamente tiempos muy difíciles. La viuda de Pedro Carrasco, que fue madrastra de Rocío Carrasco, ha superado todos los problemas de salud que la han acosado en los últimos años y ahora vive una nueva vida junto a su novio Isi. La peluquera vive una etapa muy feliz que se ha visto culminada con una gran noticia: está embarazada de once semanas y en unos meses será mamá por segunda vez.

Publicidad

Raquel, de 45 años, quería volver a ser madre desde hace tiempo. La pasada primavera comenzó una relación con el padre de su futura hija, el empresario nigeriano Isi, a quien conocía desde 2011 pero con quien dio el paso de convertir su buena amistad en amor hace casi un año. Ahora ya se están preparando para ser papás, una vez 'olvidado' el mal trago que atravesaron el pasado verano, cuando vivían un aborto que dio al traste con sus ilusiones de formar su propia familia. Ahora vuelven a tener la oportunidad de lograrlo.

Lo más popular

La pareja, además, podría estar pensando en pasar por el altar, aunque de momento no tienen nada decidido. En caso de casarse, éste sería el tercer matrimonio para Raquel, que estuvo casada con Pedro Carrasco desde 1996 hasta su inesperada muerte por un ataque el corazón en 2001.

Tanto para Raquel como para su pareja será su segundo hijo, pues ambos tienen retoños de anteriores relaciones. La popular peluquera cuenta con una niña de 9 años, Raquelita, fruto de su fracasado matrimonio con otro nigeriano, Tony Anikpe, con quien estuvo casada de 2004 a 2007. Isi, por su parte, también tiene una hija. El matrimonio se separó hace ocho años, y desde entonces han mantenido agrias polémicas en televisión con declaraciones cruzadas, debido a que ella estaba cansada de los continuos viajes de Tony a Nigeria y de tener que criar sola a su hija Raquelita.