Piqué, condenado a pagar 10.500 euros por insultar a la Guardia Urbana

El futbolista culé ya tiene multa tras el enfrentamiento que sufrió con la autoridad el pasado mes de octubre.

La juez ya ha dictado sentencia: el futbolista del F.C. Barcelona, Gerard Piqué, deberá pagar una multa de 10.500 euros por, en octubre del pasado año, verse envuelto en un problema con la Guardia Urbana de Barcelona, a los que refirió varios descalificativos tras éstos multar a su hermano. Aunque el fiscal pidió 900 euros, se ha tenido en consideración la situación económica del defensa, que tiene un salario que supera los 6 millones de euros anuales.

Publicidad

El pasado 19 de febrero Piqué tenía una cita en el juzgado, pero no acudió, ya que al tratarse de un caso de faltas, no era obligatorio, por lo que el culé fue a entrenar con su club. Entonces el juicio quedaba visto para sentencia y este martes 3 de marzo se conocía la resolución. 

En su día el futbolista manifestó que "se ha exagerado mucho lo que dije pero, en cualquier caso, lo siento, me he equivocado y no volverá a ocurrir". Tras no personarse en la vista oral, el novio de Shakira mandó una carta al juez explicando que sus expresiones fueron "desafortunadas", sin embargo, tendrá, finalmente, que hacer frente a una multa.