Raquel Sánchez Silva lleva ante el juez a los padres de su exmarido

La presentadora volverá a verse las caras en los juzgados con Pipo y Santina, los padres de su exmarido, Mario Biondo. Será el próximo 31 de marzo en los Juzgados de Plaza Castilla por la demanda que Raquel Sánchez Silva interpuso a la familia Biondo por acoso y por atentar contra su integridad.

Lo más popular

La herida aún sigue abierta para el entorno del cámara italiano, Mario Biondo. Raquel Sánchez Silva ha interpuesto una demanda a la familia de su exmarido.

La batalla entre la presentadora y sus exsuegros comenzó a las pocas semanas del fallecimiento de Mario Biondo, el pasado 30 de mayo de 2013, y parece no llegar a su fin. La familia Biondo intentó en abril de 2014 colarse en el domicilio familiar que compartió la pareja, entrevistar a la madre y a la exasistenta del matrimonio -persona que encontró el cuerpo sin vida del cámara-, acciones que a Raquel Sánchez Silva no le han parecido lícitas y por ello habría tomado la decisión de interponer una demanda por acoso e intento de atentado a su integridad.

Publicidad

Además de situaciones como ésta, Raquel Sánchez Silva también se queja por los comentarios que han hecho sus exsuegros hacia su persona, palabras como ''viuda alegre, mala persona, cara dura, falsa...'' vertidas a través de las redes sociales y los medios de comunicación.

Lo más popular

Tras el anuncio de esta querella, los padres de Mario, que pese a que la Justicia no les ha dado la razón insisten en que fue asesinado, han vuelto a atacar y han anunciado que presentarán una contradenuncia por las mentiras de la presentadora. Además, afirman tener nuevas pruebas que darán un nuevo giro a la investigación, y que desmienten que su hijo consumiese drogas, así como algunos aspectos sobre el caso, en relación a las últimas búsquedas en internet de Mario o sus últimos movimientos bancarios.

Pese a todo lo sucedido, Raquel Sánchez Silva ha vuelto a recuperar la sonrisa al lado de el argentino Matías Dummont, pareja de la presentadora desde hace ya un año. El empresario, diez años mayor que la presentadora, habría conocido a Raquel tan sólo unos meses después de la muerte de Mario.