Prohíben a la Casa de Alba vender una carta de Colón, valorada en 21 millones de euros

La Justicia española no deja a los Alba deshacerse de una epístola que Cristóbal Colón envió a su hijo Diego en 1498, valorada por la casa de subastas Christie's en 21 millones de euros. La Casa de Alba necesita fondos para su sostenimiento.

Lo más popular

Han pasado tan sólo cuatro meses desde el fallecimiento de la duquesa de Alba, que nos dejaba el pasado 20 de noviembre de 2014, y sus hijos ya se disponen a vender muchas de sus valiosas posesiones artísticas para poder mantener su gran patrimonio. Sin embargo, la Justicia española está poniendo trabas a esta misión, como la sentencia dictada por la Sección Sexta de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que ha prohibido la venta de una carta enviada en 1498 por Cristóbal Colón a su hijo Diego.

Publicidad

La Fundación de la Casa de Alba se disponía a vender 'Carta autógrafa a Cristóbal Colón a su hijo Diego' en una subasta londinense. Entre los argumentos puestos sobre la mesa por los Alba se encontraba que el conquistador había escrito siete cartas y la que ellos poseían no era de las más importantes, a pesar de tratarse de un manuscrito escrito en 1498 y valorada por la casa de subastas londinense Christie’s en unos 21 millones de euros.

Lo más popular

Ya el 6 de noviembre de 2013 Patrimonio denegó la exportación de dicho documento ya que es "de bien relevancia excepcional para el Patrimonio Documental Español, dada la importancia del personaje y de las colecciones de las que ha formado parte". Además sostenía que "se ofrece en venta un documento que forma parte de un patrimonio único del archivo privado de Cristóbal Colón". A esto la Casa de Alba replicó que la carta "no tiene contenido oficial, ya que es de carácter personal y que se editó en facsímil de alta calidad, por lo tanto su texto como su apariencia exacta están disponibles para su estudio".

La Fundación de la Casa de Alba necesita fondos para su sostenimiento, por lo que vuelve a alegar que la elección de esa carta concreta se ha efectuado con cautela. Esto, sin embargo, no ha sido suficiente para los magistrados del tribunal que han rechazado todos sus argumentos y siguen negando la petición de venta, a la vez que piden que este manuscrito se incluya en el listado de Bienes de Interés Cultural, máxima protección legal posible que puede obtener un bien.