María Pineda iba a casarse cuatro días después de su muerte

La modelo, que fallecía el pasado 4 de abril víctima de un cáncer, y su novio, Emilio González, iban a casarse el 8 de abril.

Lo más popular

La modelo María Pineda, tras seis años luchando contra un cáncer de pulmón, fallecía el pasado sábado 4 de abril, a tan solo cuatro días de su boda. Muy ilusionada con casarse con su novio, Emilio González, quien ha estado a su lado durante toda la enfermedad, el destino le arrebató su sueño.

El arquitecto ha confirmado los planes de boda que tenía la pareja en una entrevista al diario ABC, el lugar elegido era Málaga y ya tenían todos los papeles preparados. "Hemos tenido que esperar mucho tiempo hasta tener los papeles en regla porque María tenía el apellido de su madre y al morir su padre, en 2012, hubo que cambiar todo. Debido a su enfermedad dormía muy mal y ese tipo de gestiones hay que hacerlas justo de día que es cuando justo descansaba, de ahí la demora", ha explicado Emilio.

Publicidad

"Le hacía muchísimo ilusión, la boda iba a ser el pasado miércoles, ya que el jueves le tocaba quimio", explica el novio de la modelo que, roto tras su muerte, asegura que "con paciencia quiere escribirle una carta porque hay tanto que tengo que decir de ella".

María y Emilio se conocieron meses antes de que le diagnosticaran a la modelo la enfermedad; sin embargo, el arquitecto nunca dudó en seguir con dicha relación: "Amarla era muy fácil. Era tan positiva que siempre vivimos de espaldas al cáncer. Es verdad que nuestros planes estaban condicionados por cómo se encontrara, pero buscábamos los días libres. He hecho todo lo posible para hacerla feliz".

Lo más popular

"Por María vendí una finca que tenía en Motril, porque quería estar en Málaga y aquí me quedaré de momento. El hueco que me deja jamás se llenará. Ahora me dedicaré a mi hijo y ya veré", comenta Emilio con respecto a cómo va a ser su vida sin la modelo, para la que sólo tiene buenas palabras. "Cuando se despertaba y con su enorme sonrisa me decía '¡Hola, cariño!', era espectacular oírla. Da igual como estuviera porque esos ojos siempre apagaban el sol", dice.

También habla maravillas de Pineda su amigo el actor Jorge Lucas. "No tenía nada suyo, todo lo entregaba. Tenía ese humor y esa alegría que hasta en la UVI nos reíamos. Mi suerte ha sido conocer un ángel en la tierra, porque si existen María lo era", confiesa. El actor ha explicado también que "hace un mes estuvo en Benidorm diseñando su vestido de novia con Manu Fernández. La mañana de su muerte se despertó a las 7:05, preguntó la hora y se durmió. A las 7:35 fallecía coincidiendo con un eclipse de Luna. Su muerte fue el mismo día que salía su Cristo de Medinaceli".

Jorge Lucas relata también cómo vivió el adiós a Carla Duval: ''Verla a solas en la caja le cambió por dentro''.

"Conocerla ha sido maravilloso, perderla es una sensación horrorosa, que no puedo explicar: como si me hubieran arrancado algo de mi cuerpo", concluye.