Fernando Tejero: ''Mis padres han aceptado mi condición sexual de otra manera por mi éxito''

El famoso actor se ha sentado este domingo en el sofá de Pepa Bueno y en él ha hablado abiertamente de su homosexualidad, de la relación con su exnovio y de lo que ha conllevado en su vida la fama y el éxito.

Lo más popular

Fernando Tejero, uno de los actores más famosos de nuestro país y muy conocido por su papel de portero en la serie 'Aquí no hay quien viva', se ha sentado este domingo en el sillón de 'Viajando con Chester' de Pepa Bueno. El chester, en esta ocasión, se ha caracterizado con peces por su pasado de pescadero en el negocio de su familia.

El actor se mostró muy sincero y abierto con Pepa Bueno y comenzó relatándole el duro año que ha pasado tras la muerte de su perro, Woody –a quien confesó llevar a todos los rodajes y ser un perro muy inteligente que se quedaba quieto cuando escuchaba ''acción'' y que volvía junto a él cuando pronunciaban ''corten'’–. También ha sido para él muy dura la ruptura con su exnovio, Miguel Ortiz, un joven sevillano que se mudó a Madrid por amor y de quien Fernando aún sigue enamorado, a pesar de haber sentido el dedo inquisidor de la sociedad por estar con un chico 23 años más joven que él, tal y como él mismo contó a Pepa.

Publicidad

Tejero, que tiene un aspecto muy mejorado cultivado a base de horas de gimnasio, confesó que había sufrido una gran depresión en el último año: ‘’Sufrí un desamor que me hizo salirme del tiesto, hice cosas que jamás pensé que haría. Me sentí Juana La Loca, se me piró completamente. ¿Alguna vez te has enamorado? ¿Y has sufrido un desamor?", preguntaba Fernando Tejero a Pepa.

Lo más popular

Fernando recordaba que sufrió un gran ataque de ansiedad y tuvo que acudir al médico –quien al ver al actor, una persona que le ha hecho reír tanto en tal estado depresivo, se le saltaron las lágrimas–. El actor ha estado recibiendo tratamiento en los últimos meses y está ya casi recuperado por completo: "Ahora estoy aprendiendo a quererme, a quitarme lastres y ser feliz".

Fernando habló abiertamente de su condición sexual con Pepa Bueno, algo que no ha conseguido hacer con sus padres, incluso después de haberles presentado a su novio por aquel entonces, Miguel Ortiz: "Me importa hacerles daño, nunca me he sentado a decirles que soy homosexual con ellos, sé que lo saben, pero no quiero darles un disgusto".

Fernando cree que sus padres han aceptado su homosexualidad de otra manera por su éxito como actor, aunque en todo momento no dejó de decir que eso no significa que sus padres no le quieran –al contrario, ha recibido mucho cariño por su parte– y él, como contaba a Pepa, les adora. Eso sí, Fernando Tejero no se crió con ellos sino que lo hizo con una tía abuela, una mujer muy mayor que falleció de cáncer cuando Tejero aún era muy joven, momento en el que se sintió un poco huérfano.

Tras la amena, sincera y divertida entrevista, Fernando y Pepa firmaron el chester, que está siendo subastado y en el que todos los ingresos irán a la Fundación Pequeño Deseo, de Eugenia Martínez de Irujo, con la que el actor mantiene una gran amistad.