Fran Rivera vuelve a los juzgados para someterse a una prueba psicológica

El diestro, que está dispuesto a ir a por todas y pasar por lo que sea necesario para conseguir la custodia de su hija, estuvo cinco horas sometiéndose a un informe psicosocial.

Fran Rivera ha tenido que volver a pasar por los juzgados de Madrid, esta vez para someterse a una prueba clave para conseguir la custodia de su hija. Se trata de un informe psicosocial, que forma parte de las pruebas periciales solicitadas en el juzgado de familia.

El diestro llegó a los juzgados de Madrid minutos antes de las diez de la mañana del 10 de octubre acompañado de su abogada, Ángela Cerillos. Tras nada menos que cinco horas, salía sin querer hacer declaraciones.

Publicidad

Tras él, dentro de unos días, también tendrán que someterse a estas pruebas Eugenia Martínez de Irujo y su hija Cayetana.

El resultado de todas las pruebas deberá estar listo para noviembre, cuando previsiblemente se celebrará el juicio por la custodia de la pequeña. Por el momento, Tana se encuentra viviendo con su madre en Madrid (y estudiando en su antiguo colegio, el Británico), después de que el juez así lo dictaminase tras su primera cita judicial, el pasado 18 de septiembre.