José Fernando cambia la clínica López Ibor por un centro en Albacete

El hijo de Ortega Cano ha abandonado la clínica madrileña para seguir con la rehabilitación en otro centro.

José Fernando, hijo de Ortega Cano, ha dado por finalizada su estancia en la clínica madrileña López Ibor, en la que se recuperaba de sus adicciones, para seguir con el tratamiento en un centro en Albacete.

Desde hace algunos días, el joven se encuentra en Castilla-La Mancha siguiendo otro tipo de terapia que creen le será más útil.

La decisión de ser trasladado la tomó junto a su padre. El torero, que desde el pasado mes de mayo disfruta del tercer grado penitenciario en Madrid, ha mostrado todo su apoyo a su hijo y ha aceptado este cambio de centro tras una recomendación de los médicos que siguen su caso.

Publicidad

El joven podrá salir del centro en Albacete con permiso de su familia y siempre y cuando éstos vayan a recogerle, según informa El Confidencial.