Cristina Tárrega, salpicada por la 'Operación Púnica'

Unas conversaciones de la presentadora con Francisco Granados, ex secretario general del PP madrileño, son el motivo.

La 'Operación Púnica', como se conoce la trama de corrupción que afecta a los principales partidos políticos del país, ha salpicado, sin ella quererlo, a la periodista Cristina Tárrega. El motivo han sido unas conversaciones telefónicas que la presentadora mantuvo con uno de los protagonistas del caso, Francisco Granados, ex secretario general del PP madrileño. Tárrega y Granados habrían hablado el verano del año pasado sobre la adquisición de unos locales para abrir una discoteca. Sin embargo, también se aprecia el descontento de la periodista con los negocios de Granados. 

Publicidad

La presentadora se ha defendido alegando que cuando habló con el político, éste ya estaba siendo investigado, y que ella solamente quería vender dichos locales. La valenciana asegura que es una víctima, que ella solo contestó a una llamada y que no tiene nada que ver con Granados. Además de defenderse de un posible delito, ha explicado que no ha sido llamada por ningún juez para tener que declarar.