Vargas Llosa carga contra 'The New York Times' por información falsa de su amor con I. Preysler

El premio Nobel de Literatura ha escrito una carta a uno de los diarios más importantes del mundo acusándole de utilizar información "calumniosa y pérfida" sobre él en la crítica de uno de sus últimos libros. El comentario literario hacía referencia con datos falsos a su amor con la 'Reina de corazones'.

El escritor Mario Vargas Llosa ha explotado, se ha cansado de que hasta cuando se hace crítica profesional de sus libros se hable de su relación con Isabel Preysler. El reconocido escritor peruano está muy disgustado por la crítica hecha el pasado el 23 de agosto por Joshua Cohen en el diario 'The New York Times' en referencia a uno de sus últimos libros, el ensayo ‘Notes on the Death of Culture’, donde se mencionaba a la 'reina de corazones'.

Publicidad

Así, Vargas Llosa escribía la siguiente carta, muy dura, cargando contra uno de los principales y más respetados periódicos del mundo. La misiva dice lo siguiente:

En una de las críticas de mi libro Notes of the Death of Culture (Farrar, Straus y Giroux), publicado en las reseñas de libros el 23 de agosto, contiene información relativa a mí que puede ser calumniosa y pérfida.

De acuerdo con esta revisión, pocos días antes de la publicación de mi libro yo anunciaba mi nueva relación con la señorita Isabel Preysler en mi “cuenta de Twitter oficial” y vendido fotos como “exclusiva” en ¡HOLA! revista española, por 850.000 euros. No tengo cuenta de Twitter y nunca he tuiteado algo en ninguna otra cuenta de Twitter. Nunca he vendido una fotografía a la revista ¡HOLA! ni a ninguna otra sobre mi relación o cualquier asunto personal.

Lo más popular

Estoy atónito al saber que este tipo de chismes pueden aparecer en una publicación respetable como puede ser una crítica de un libro”.

Desde 'The New York Times' respondido pidiendo disculpas al escritor y han rectificado con otra reseña escrita (sepuede ver aquí). Al parecer el periodista autor de la crítica se había basado en otros artículos que daban como verdadera la cuenta de Twitter de Vargas Llosa y que exponen como verdadero el pago de esa cantidad de dinero por las supuestas exclusivas de su relación con Isabel Preysler.